Artista 06,2017

(Junio 2017)

Sergio Gutman


 

Fecha: 2017-06-05

compartir en facebook  compartir en twitter

Sin título, 2017
Sin título, 2017
Óleo y encáustica sobre tela
2.00 x 1.40 m.

 

El artista mexicano Sergio Gutman ha desarrollado su trabajo con mucha influencia y basándose en los principios estéticos del uruguayo Joaquín Torres García, creador del Universalismo Constructivo. El conjunto de la obra de Sergio Gutman, sólida y coherente, se distingue principalmente por pintura y ensamblajes, realizadas a partir del concepto de que el arte es básicamente una estructura, conformada o construida por los elementos que constituyen el lenguaje pictórico: los colores primarios, los planos, la profundidad espacial.

 

Los pintores mexicanos que forman parte de su generación suelen estar más vinculados a una tradición pictórica muy enraizada en el arte y la cultura nacional (aunque ciertamente, como señala el artista, la presencia del constructivismo está presente en México de forma oculta); Sergio Gutman se sale de esa norma porque su formación deriva de los principios constructivistas propuestos por Torres García, basados en la idea más racional y didáctica del arte, caracterizado por la austeridad y la recuperación de los elementos pictóricos esenciales, anclada en los elementos matemáticos inherentes en la naturaleza.

 

Joaquín Torres García estableció el concepto de Arte Constructivo que, en resumen, concibe la obra de arte básicamente como una estructura, en la que hay una representación gráfica y esquemática de la realidad, en la cual los elementos matemáticos se unifican formando un sistema único que conforman una estructura que tiene un sentido estético, pero que también expresa el orden del cosmos, que Torres García llamó Razón Universal.

 

Gutman retoma el principio del arte concreto o el constructivismo que propone las dos dimensiones: la pintura, y el relieve como una forma de bidimensión; éste último se manifiesta como una transición en el plano. Existe un volumen real, pero éste se mantiene dentro de los límites de lo bidimensional.  A partir de esto, el artista juega con las dimensiones espaciales pero, a excepción de algunas piezas, deliberadamente no se extiende a lo escultórico, sino que se mantiene dentro de los límites pictóricos, cuya frontera está en los ensamblajes; es decir, el punto intermedio entre ambas dimensiones.

 

Aunque Sergio Gutman ha trabajado de forma paralela pintura y ensamblajes, durante un tiempo se enfocó más a los ensamblajes, con los que desarrolla ampliamente el volumen. Éstos son elaborados con maderas en las que incorpora objetos encontrados que guardan una estrecha relación con su entorno inmediato: la ciudad, el contexto urbano. Así, se aprecian piezas automotrices o fragmentos de casas, pero también recortes de hule y plantillas con los que horada la superficie para crear relieves y establecer un juego de volúmenes.

 

Más recientemente, vuelve a retomar la pintura buscando el cuadro pictórico puro, esencial. Inicialmente cuadros de tamaños medianos, se extiende a formatos grandes que le plantean la necesidad de desarrollar la materia. Trabaja las telas con fondos sumamente ricos, intrincados y complejos que construye con pigmentos a base de óleo y cera que le permiten crear texturas que fluyen sobre grandes superficies. Sobre éstas integra estructuras compuestas principalmente por formas geométricas, a partir del negro o bien de los colores primarios –componente esencial del constructivismo-, como son cuadrículas, líneas y grafismos: números y letras como expresión gráfica de la escritura, que puede incorporar tanto en pintura como en ensamblajes.

 

Tradicionalmente en la pintura el color tenía una función constructiva; es decir, para construir planos, espacio y profundidad de los planos; armando estructuras y líneas que establecen un ritmo. Esta idea aparece de forma más clara en los módulos de Sergio Gutman, en donde el color es utilizado como tono; y los colores secundarios surgen en el matiz, por ejemplo, en las tonalidades grises.

 

Sus cuadros son muy dinámicos y en ellos destaca un movimiento constante que surge del contraste tonal y la repetición de líneas, establecidas simétricamente. La cuadrícula y el grafismo son elementos muy presentes en sus telas y ensamblajes y son utilizados como una manera de remarcar lo bidimensional, remarcar la profundidad, conformar el plano, que, al repetirse, mantiene la tensión con los otros elementos, que es donde radica la esencia de la pintura.

 

Sergio Gutman nació en la Ciudad de México en 1960. Entre 1982 y 1984 estudió fotografía en la School of Visual Arts de Nueva York. Posteriormente, se trasladó a vivir en Barcelona, donde asistió -entre 1986 y 1988- a varios talleres con importantes maestros catalanes, como Federic Amat, Rafols Casamada, Ginovart y otros, así como a sesiones de dibujo de forma regular en el conocido Circle Artistic de Sant Lluc, donde entra en contacto con artistas relacionados con el Taller de Torres García, maestro constructivista uruguayo, que tendrá gran influencia en su formación como artista.

 

Sergio Gutman ha realizado exposiciones individuales y colectivas en México, Estados Unidos, España, Francia, Colombia y Argentina. De las individuales, destacan Structure as Theme en 2002 y Magic Squares en 2011, ambas en la Galería Cecilia de Torres de Nueva York. Círculo Cuadrado en 2006, en el Centro Cultural Recoleta de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Cuatro Cilindros, en 2004, en el Museo del Chopo, Ciudad de México. Entre las colectivas importantes, destacan Une Conquéte de l ́Art de Amérique Latine, en el Espace Bellevue, de Biarritz, Francia. La exposición más reciente en México se presenta actualmente en La Celda Contemporánea, en la Universidad del Claustro de Sor Juana, titulada “Lo negro”, en donde el artista presenta una serie de piezas conformadas por telas, escultura, instalación y ensamblajes para reflexionar en torno al concepto del negro en la pintura.

 

También ha participado en ferias internacionales de arte como Arco’ 05 de Madrid, año en que México fue el país invitado. Otras importantes ferias han sido Arteamericas2008 y 2009, en el Convention Center de la ciudad de Miami; Art’Bo’08 en Bogotá, Colombia; Pinta’09, Feria de Arte Latinoamericano en Nueva York.

 

Su obra forma parte de colecciones privadas y fundaciones como la Fundación Alon de Buenos Aires; la Fundación Daniela Chappard, de Caracas, Venezuela; las colecciones de Jean Cherqui, en Paris; Emilio Pacheco y Harriet Rabinowitz, de Miami. Recientemente fue invitado al Proyecto Milenio organizado por el diario del mismo nombre, en México.

 

 

Autor/Redactor: Daniela Cuéllar
Editor: Manuel Zavala Alonso

Lo negro es un hoyo

 

 

Pintura Pintura

 

 

Cuadrado mágico

 

 

Círculo cuadrado

 

 

Cuatro cilindros

 

 

La estructura como tema

 

 

Estudio

 

 

 

 

Lo negro es un hoyo

 

 

Redes sociales