Warning: Smarty error: unable to read resource: "header_20080708.tpl" in /home/artshis2/public_html/usr/local/lib/php/Smarty/Smarty.class.php on line 1093
BUSCAR:

Noticiario
Compartir TwitThis
Segundo Foro de Música Tradicional y Procesos de Globalización


El investigador leyó su ponencia Seis estados, una región, una voz en el Segundo Foro de Música Tradicional y Procesos de Globalización en el Museo Nacional de Antropología
Foto: CONACULTA
Los años finales del siglo XX y los iniciales del XXI configuran la ¿era del son huasteco¿ por la emergencia de una nueva generación de compositores del género, su difusión a través de discos, libros y diferentes medios electrónicos, y la celebración de festivales, encuentros y concursos de baile, afirmó el investigador Eduardo Bustos Valenzuela en Segundo Foro de Música Tradicional y Procesos de Globalización, que organizó del 13 al 15 de septiembre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)

En su ponencia Seis estados, una región, una voz, Bustos citó los nombres de ocho autores nuevos de son huasteco, con una veintena de canciones con amplia difusión en la región de la Huasteca (Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz); alrededor de 20 festivales y encuentros regionales, entre ellos el que organizan conjuntamente las entidades citadas y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; media docena de concursos de baile y 16 homenajes a compositores del siglo XX.

¿La belleza y autenticidad del son huasteco y el huapango está siendo cada vez más reconocida en diversos lugares, acrecentándose el número de aficionados e interesados en ambos. Así, pues, podemos hablar de algunas publicaciones en torno al tema, registros musicales en cinta de carrete, acetatos, cassetes y discos compactos, entre otros¿, apuntó el investigador, compositor y director del Trío Aguacero, además autor de las colecciones de sones Cantares de mi Huasteca y Zoológico musical de la Huasteca (Conaculta 1999 y 2005).

Entre las sedes de festivales, encuentros y concursos de son huasteco y huapango con mayor relieve regional citados por Bustos figuran: Amatlán, Papantla, Temporal y Pánuco, en Veracruz; Ahucatlán, Jalán y San Joaquín, en Querétaro; Huauchinango, Pahuatlán y Xicotepec, en Puebla; Huejutla, Tulancingo, Jacala y Calnalli, en Hidalgo; Tampico, Ciudad Mante, Llera y Ciudad Victoria, en Tamaulipas; y Ciudad Valles y Xilitla, en San Luis Potosí.

Los grandes autores de huapango del siglo XX fueron José Meza, El Viejo Elpidio Ramírez Burgos, Nicandro Castillo Gómez, Eulogio Calderón, Marcelino Tovar El Negro Marcelino, Sinecto González, Juan Coronel Guerrero, Rigoberto Calderón, Ramón Guazo, Norberto Cerecedo, Nolasco Guerra, Heliodoro Copado, Darío Salazar Fernández, Rolando Hernández, Frumencio Olguín y Valeriano Trejo. La mayoría fueron homenajeados en años recientes en sus respectivos estados.

La generación de compositores jóvenes está integrada por Tomás Gómez Valdelamar, Edgar Rodríguez Bracho, Santiago Fajardo Hernández, Ponciano Fajardo Martínez, José Sierra Flores, Juan Solís San Agustín, Alejandra Juárez Hernández y el propio Bustos Valenzuela. Entre los sones nuevos que están logrando amplia difusión están Huasteca triste, Corazón huasteco, El Cocuyo, Amistad sincera y Las seis huastecas, estrenado el Festival de la Huasteca de Pánuco 2006.

La disertación de Bustos en el Segundo Foro de Música Tradicional y Procesos de Globalización, organizado en el marco de la XIX Feria del Libro de Antropología e Historia, con sede en el Museo Nacional de Antropología, incluyó una revisión de otras músicas de la Huasteca con raíces similares al son huasteco y el huapango, entre ellos los sones de costumbre, los canarios, el trovo, los floreos y los sones de fandango y petenera, todos acompañados con música de trío.

Todos estos géneros y subgéneros proceden de la música popular europea que llegó con la conquista española ¿sones andaluces y árabes, fandangos, peteneras, etcétera¿ y su distinción devino de su mayor o menor mezcla con música prehispánica. Los sones de costumbre contienen más resonancias de instrumentos como el huehuetl y el teponaxtle que los otros géneros, en los que se usan letras con versificación múltiple: quintillas, sextillas, seguidillas y décimas.

¿Los sones de costumbre, por ejemplo, tienen un carácter indispensable en ceremonias y festividades, tales como el Xantolo (la fiesta del Día de Muertos en la Huasteca), el Nanahuatile o carnaval, el Chicomexóchitl o fiesta del elote, el Lavado de manos o tlamanas, la Comida del Cerro, El Costumbre y los Paseos de la Virgen, entre otros¿, dijo finalmente el especialista, quien imparte un taller de son huasteco en la Escuela Normal Superior de Maestros.
 
Autor/Redactor: CONACULTA
Editor: Manuel Zavala y Alonso
 





Cartelera de Museos
BLOGS Artes e Historia México

Entradas recientes
TODOS LOS BLOGS


Artes e Historia México es una publicación cultural independiente.
© Derechos Reservados 1996-2011, Manuel Zavala Alonso
AVISO LEGAL

DIRECTORIO

Si desea enviar información relacionada a los temas de esta publicación electrónica:
noticias@arts-history.mx