Warning: Smarty error: unable to read resource: "header_20080708.tpl" in /home/artshis2/public_html/usr/local/lib/php/Smarty/Smarty.class.php on line 1093
BUSCAR:

Museos
Compartir TwitThis
Secretaria de Cultura, Lucía García Noriega y Nieto, ante la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del D.F.



CIUDADANOS DIPUTADOS: JOSÉ FERNANDO MERCADO GUAIDA, ALEJANDRO RAFAEL PIÑA MEDINA Y BERTHA ALICIA CÓRDOVA; PRESIDENTE, VICEPRESIDENTE Y SECRETARIA DE LA COMISIÓN DE CULTURA


DIPUTADAS Y DIPUTADOS DE ESTA HONORABLE LEGISLATURA; COMPAÑEROS DE EQUIPO DE TRABAJO, SEÑORAS Y SEÑORES, Y SOBRE TODO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN QUE NOS ACOMPAÑAN:


Manifiesto ante todo la satisfacción que representa comparecer en esta Comisión de Cultura como titular de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de México, encargo que me fue conferido por mandato del Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa. Presento ante esta Sexta Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el documento que detalla algunas líneas de actuación que en materia de Cultura se han realizado en estos diez meses, que serán de alguna manera el puntal de los próximos.


Mi voluntad y plena disposición es que en esta primera comparecencia les solicite a ustedes como punto de partida, un fluido diálogo, apreciables legisladores de todos los grupos parlamentarios aquí representados, y la Secretaría de Cultura. Mis palabras, no van a constituir un discurso de cortesía parlamentaria, espero plantear una corresponsabilidad de trabajo que podemos realizar juntos en los próximos años, en materia de cultura para nuestra gran ciudad capital.


La Secretaría de Cultura es la entidad encargada, como todos ustedes saben, de diseñar políticas, programas y acciones de planeación, evaluación, formación, difusión, promoción y preservación de la cultura en el Distrito Federal -tarea enorme-, así como impulsar, desarrollar, coordinar y ejecutar  actividades culturales de acuerdo, obviamente, con el recurso asignado y que es aplicado con absoluta transparencia y austeridad republicana.


Las actividades de la Secretaría están orientadas a enriquecer la calidad de las manifestaciones culturales con base en el respeto a los principios democráticos de igualdad, libertad, tolerancia y pluralidad. Yo lo he llamado nuestra República, tal y como debería de ser, en lugar de estar mencionando cada uno de los pequeños nichos a las de nuestra gran República laica. ¿Qué quiere decir una República laica? Es el respeto al otro, libertad, ante todo; pero se sigue hablando de libertad, tolerancia y de pluralidad.


Lo anterior en el marco de la diversidad, obviamente, a identidades culturales, por supuesto al derecho al desarrollo de la propia cultura, a la conservación de las tradiciones y a la participación social que tanto preocupa a la diputada Cardona.


Actualmente, la Secretaría se ocupa –aunque a veces no se nota– de 22 recintos culturales; es decir, la administración de 22 recintos más allá de lo que se vea en la calle. ¿A qué me refiero? a 5 Museos, a 2 Centros Culturales, a 6 Escuelas de Educación Artística (de música y danza entre ellas –obviamente no se nota tampoco, estamos hablando de mil 800 alumnos de la Ollin Yoliztli, pero también está incluida la Escuela del Mariachi Garibaldi y la Escuela del Rock a la Palabra en la entrada a Coyoacán), más 3 Teatros, más un Foro, más 4 Fábricas de Artes y Oficios y el más importante archivo histórico del país: el Archivo Histórico de la capital.


Todos ofrecen servicios y actividades culturales a los habitantes de la ciudad tales desde enseñanza formal y no formal en educación artística, además de exposiciones, obras de teatro, conciertos, conferencias, cursos, talleres, espectáculos nacionales o internacionales.


Igualmente dependen de la Secretaría las agrupaciones musicales, no se dan una idea de cuántas tenemos: de la talla de la Filarmónica de la Ciudad de México, pasando por la Orquesta Juvenil, la Banda Sinfónica, coros y solistas; cientos, cientos de músicos.


Además, se lleva a cabo una inmensa labor en colaboración con el sector cultural de la Ciudad, entre las que destaco la que tenemos con, obviamente, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional  de Antropología e Historia, el Instituto Nacional de Bellas Artes, los Estados de la región centro, a la que pertenecemos, me refiero específicamente a lo que le llaman la región centro. Es curiosa ésta región centro: abarca Guerrero por un lado, Morelos y Oaxaca por el otro pasando por el Estado de México.


En esa zona centro trabajamos en la división nacional.


Además de éste trabajo interdependencial estamos trabajando directamente con las delegaciones políticas de la Ciudad en ésta interdependencial del Gobierno de Distrito Federal estamos trabajando con los artistas, con los grupos independientes, con organizaciones de la sociedad civil, con las universidades y otras instituciones como la Caniem que es la Cámara Nacional de la Industria Editorial, como la Cámara de Comercio, como con las televisoras con muchos acuerdos con Canal 11, con Canal 22.


Al momento de recibir la tarea, que tan dignamente me fue consignada, y créanme que para mí es realmente un orgullo ser funcionario público, me encontré con una situación apremiante que es de todos muy bien conocida, ya que la Secretaría presentaba deficiencias a nivel estructural.


Creemos que el día de hoy se termina esa pesadilla. Y no digo que vayamos a tener una estructura óptima, pero al menos ya le dimos una vuelta de tuerca al asunto.


Del presupuesto autorizado a la Secretaría por el Gobierno del Distrito Federal y ésta Asamblea el 64.4% se emplea en el pago de nómina y honorarios, precisamente porque somos muchos, y no muchos burócratas, sino muchas agrupaciones musicales que ocupan un buen espacio de esa nómina; pero sí, efectivamente, absorben el 64.4 de la nómina y con la reestructuración esperamos que se facilite muchísimo la operación correcta de los programas y garantice un adecuado funcionamiento. Por lo pronto, tener siquiera un área de planeación estratégica.


En cuanto al presupuesto restante, tengo un 11.3%  sólo para el gasto de la luz, teléfono y los servicios más elementales.


Tengo un 4.1 designado para apoyos institucionales; quiere decir que de nosotros depende por lo menos una tercera parte del Museo de Arte Popular, la maravilla que es el Antiguo Colegio de San Ildefonso y casi la totalidad del Museo del Estanquillo, de la Casa del Poeta…


En este caso 21 apoyos institucionales, muchos de ellos si no tuvieran nuestro apoyo simplemente no existirían. Queda por ahí un 10.4 para operar los 22 espacios de los que ya hice referencia y constituyen el verdadero quehacer de la Secretaría.


En este sentido me gustaría aprovechar la oportunidad única que me da ésta magnifica tribuna para comentarles (porque ustedes tendrán interés en saberlo) es evidente el deterioro que sufren las instalaciones, simplemente por el movimiento que se tiene, aparte del tiempo, de las escuelas, teatros y museos a lo largo de los años. Visible también es la falta de espacios; las solicitudes que nos llegan a raudales necesitan otros espacios; la obsolencia acústica de nuestras salas de música y artes escénicas, espero, de verdad, corregirlas con el apoyo de todos ustedes. Es muy importante para todos saber que tenemos unas estupendas salas pero hay que darles una corrección acústica.


La falta de renovación y puesta al día, conforme a la norma hay que pensar en los 22 espacios que tenemos que cambiar, sobre todo los teatros.


Toda la iluminación tiene que entrar a la nueva norma y hay que prever ese recurso para tener los equipos técnicos y de producción dentro de la norma tal y como lo exige no solamente los grandes espacios que manejamos sino la capital por su importancia en el mundo entero.


Hay que ver realmente el mantenimiento de estos recintos, se merece por su calidad un jaloncito más de presupuesto. Siempre ha habido el apoyo, pero es el momento, pues algunas cumplen su cincuentenario; me gustaría que tuvieran una renovación clave.


La normatividad vigente en la Cultura del Gobierno de la Ciudad de México cuenta con un entramado de leyes que en su mayoría no se cumplen, la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro no se cumple, las Leyes de Cinematografía y la de Bibliotecas no se cumplen. Hay que trabajar en una simplificación para la creación de una Ley General de Cultura,  al menos demos la pauta en el DF; ya que esto no se ha logrado a nivel nacional hagámoslo a nivel del Distrito Federal e insistamos en el marco normativo efectivo a nuestro quehacer cultural. Me parece que sería fantástico.


¿Por qué no se cumplen? La Ley del libro no tiene ni recursos ni estructura; la Ley de Fomento no nos otorga el 2% del presupuesto global y no recibimos ni de broma lo que le corresponde a la Ciudad y a los ciudadanos.


La cultura es asunto de todos, de tal forma que la creación de una política cultural debe incluir el ámbito gubernamental transversal, además de promover la participación e iniciativa de los ciudadanos, de los creadores, de la sociedad civil y las comunidades interesadas, que generan, asumen y vitalicen la cultura como propia.





La prioridad de esta presente administración será la creación de este centro. Igualmente urgente es la creación de un centro soñado por todos los capitalinos, un centro que sea el centro de la música, el centro de la danza, el centro del teatro, un centro que no sea uno más, un proyecto más de formación, como es el Centro de las Artes que está dedicado a la escuela, no.


Un centro para el uso de todos los capitalinos, mismo que a la vez sea la sede de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, una de las tres orquestas más importantes del país que tiene una sede muy lejana y que no puede tener una sede en las orillas de la ciudad, tiene que tener una cede bien plantada porque es la orquesta de todos los capitalinos.


La creación de este magno espacio nos permitirá además de la derrama económica, constituir un centro destinado exclusivamente a las artes para la ciudad, les decía hace un momento que hace más de 30 años no se construye y el último que se construyó era para la formación, porque si hablamos para el público, cien años, como fue el caso, en un momento determinado de nuestro gran Teatro de la Ciudad, aquí juntito.


Se pretende de este proyecto, un proyecto cuyo financiamiento sea novedoso, público, privado y ciudadano. Sí necesitamos el apoyo público, pero sí pensamos recurrir, como ya lo hemos comentado con algunos de ustedes desde la parte privada.


Continuaremos con los programas de promoción y fomento a la lectura, mismos que son fundamentales para la formación integral de las personas, entre ellos los llamados libro clubes. Algunos habrán oído de un proyecto programa que anda por ahí “Leelo, rólalo, participa”.


La atención cultural a los pre-adolescentes y a los adolescentes requiere de una específica política pública que se encuentra para nosotros dentro de un programa que se llamada diálogo capital, que se refiere a intercambios y encuentros entre alumnos de nivel secundaria con el propósito de formar entre ellos nueva narrativa, nuevos diálogos sobre la ciudad mediante la convivencia, talleres de escritura, teatro y música que ha sido todo un éxito.


Se trabaja en la participación ciudadana que promueva el desarrollo cultural comunitario, entendido como una herramienta indispensable para el fortalecimiento del tejido social.


Apoyo también a la formación de formadores para el programa piloto del que también habrán oído hablar de las en 100 escuelas primarias, titulado SaludArte que fomenta la famosa iniciación artística desde la niñez y que favorecerá la creación y el desarrollo de mejores personas y nuevos públicos.


Nosotros dimos facilidades en nuestras instalaciones para que efectivamente ese programa fuera hecho con nosotros en la formación de formadores, es decir que haya maestros antes de entrar a las escuelas.


Seguir impulsando la apreciación operística, nosotros a nivel de la opera urbana,  en conciertos al aire libre, en teatro en plazas públicas, teatro de calle y otras modalidades escénicas en espacios estratégicos.


Sobre todo, lo que no se aparenta notar, pero una oferta cultural de calidad que enorme calidad en nuestros teatros que ha favorecido también la apreciación estética, el goce y el disfrute del tiempo libre.


No critico lo anterior, pero yo no me dedicó a rentar teatro, me dedico a hacer recursos autogenerados, me dedico a trabajar con la comunidad para tener una oferta cultura de calidad en estos espacios públicos, no es lo mismo rentar que trabajar.


Yo creo que hemos hecho un avance notable y a eso me refiero cuando hay un gran promotor y yo en ese caso no me pongo la medalla, tenemos un director de artes escénicas digno de un gran aplauso.


Se fortalece el laboratorio para la formación de industrias culturales, esto es un referente a nivel nacional, la Secretaría de Cultura en este sentido ha dado un paso fundamental y lo sigue dando, este laboratorio sobre industrias culturales sobre el que trabajamos en grupos de 40 o 50, coadyuva a los trabajos de sustentabilidad en la económica creativa, es el trabajo territorial de artistas, promotores y gestores culturales, mi reconocimiento también a la encargada de este programa, que es una persona absolutamente notable.


Dentro de las acciones encaminadas a la transformación administrativa del Centro Cultural Ollin Yoliztli, destaca la iniciativa tomada por la Secretaría de Cultura para regularizar y mejorar la situación laboral de los 288 docentes de las escuelas y sus programas.


Esto es algo muy complejo porque el mismo docente también forma parte de las grandes orquestas y tiene una situación muy especial, estamos en este sentido, yo decidí, avanzando en la revisión de las condiciones contractuales de todos con el propósito de poner fin a las irregularidades heredadas que dificultan su contratación año con año.


El objetivo principal es apegarse a las leyes laborales vigentes y asegurar a los docentes condiciones dignas para la realización de su importante trabajo educativo y por qué no, prever también un retiro decente.


Estamos en este sentido, avanzando en la revisión de las condiciones contractuales de todos con el propósito de poner fin a las irregularidades heredadas que dificultan su contratación año con año.


El objetivo principal es apegarse a las leyes laborales vigentes, asegurar a los docentes las condiciones dignas para la realización de su importante trabajo educativo y por qué no, prever también un retiro decente.


Al día de hoy, se están realizando las gestiones ante Oficialía Mayor, tenemos un avance sustancial y una buena perspectiva de obtener resultados favorables. También un reconocimiento enorme a la gente que trabaja en estas dos vertientes ante la Oficialía Mayor porque realmente es un trabajo que lleva meses tanto en la estructura como el de poder tener este tema de los maestros finiquitados.


No olvidemos, señoras y señores legisladores, que el derecho a la cultura es una responsabilidad que atañe directamente a los distintos poderes del Estado y a todas las  instituciones que son sometidas a un mandato popular. Es tarea de todos nosotros, promover y garantizar el acceso a la cultura como derecho y exigencia indispensable para la dignidad humana.


La Secretaría de Cultura contempla en todo momento la implementación de programas y acciones en favor de la ciudadanía, tomando en cuenta sus derechos culturales, por su puesto en materia de identidad y memoria cultural, creatividad, educación, formación, acceso y participación.


El reto para los próximos años consiste en centralizar los esfuerzos en los puntos antes comentados, garantizar los derechos culturales de los habitantes de la Ciudad de México y situar a la cultura como cuarto pilar del desarrollo sostenible, compromiso que la presente administración ha refrendado en el marco de la Agenda 21 de la Cultura a través del ingeniero Cárdenas en la ciudad de Arrabato, en la semana pasada


Nos hemos marcado un programa de trabajo ambicioso y les puedo asegurar que contamos con las energías, el personal y la disposición necesarias para llevarlo a cabo. 


Les reitero la disposición al diálogo, la construcción de acuerdos, nuestro propósito es crear bases firmes y permanentes para que la cultura en la ciudad alcance excelentes resultados, y esto es imposible sin la ayuda de esta Asamblea y sin su apoyo presupuestal. Gracias por su atención y quedo atenta de sus preguntas y comentarios.

 
Autor/Redactor: Secretaría de Cultura GDF
Editor: Manuel Zavala y Alonso
 





Cartelera de Museos
BLOGS Artes e Historia México

Entradas recientes
TODOS LOS BLOGS


Artes e Historia México es una publicación cultural independiente.
© Derechos Reservados 1996-2011, Manuel Zavala Alonso
AVISO LEGAL

DIRECTORIO

Si desea enviar información relacionada a los temas de esta publicación electrónica:
noticias@arts-history.mx