Warning: Smarty error: unable to read resource: "header_20080708.tpl" in /home/artshis2/public_html/usr/local/lib/php/Smarty/Smarty.class.php on line 1093
BUSCAR:

Museos
Compartir TwitThis
Reivindican en el Museo de las Intervenciones la aportación negra a la Independencia


Claudio Linati, Negro en su hamaca, 1828, litografía.
Foto: Mauricio Marat/ INAH
La historia dolorosa y enriquecedora de la población negra, que ha sido fundamental en la riqueza cultural de nuestro país, pero poco reconocida, será abordada en la exposición México, la tercera raíz y la Independencia, que se presentará a partir del miércoles 10 de noviembre en el Museo Nacional de las Intervenciones (MNI).

Organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), la muestra se compone de más de 80 imágenes y objetos que ponen en relieve la presencia de la población afrodescendiente en algunos de los pasajes históricos más importantes de México, como la Colonia y el movimiento independentista, informó la antropóloga Enriqueta Cabrera, directora del museo, durante un recorrido por la exhibición con representantes de los medios de comunicación.

Óleos de los siglos XVIII y XIX de la colección del propio MNI, litografías, documentos históricos y piezas de madera y textiles, integran esta muestra que “tiene por objetivo desplegar el papel que ha tenido la población negra en México, vital en nuestras tradiciones religiosas y artesanales”, detalló.

Con la curaduría de la etnóloga Luz María Martínez Montiel, la muestra reúne imágenes y textos que forman parte de una investigación de más de 30 años de la especialista en el tema de la tercera raíz, de la negritud, y que ha dado pie a diversas publicaciones, explicó la antropóloga Cabrera.

“La primera deuda que tenemos con África es reconocer el papel que ha tenido en América, mediante la mano de obra de los negros quienes hicieron crecer las plantaciones, minas, haciendas, construcciones, trabajo doméstico, oficios y toda la economía colonial; los africanos son los constructores de América y se les ha reconocido poco”, manifestó en su oportunidad la curadora Luz María Martínez.

Poco más de 80 imágenes conforman la exhibición, entre las que se incluyen litografías de la época, fotografías que dan cuenta de espacios donde abundaba la comunidad negra, como plazas y mercados, otras más muestran ejecuciones y rebeliones, además de retratos de personajes de la Independencia, y mapas que explican cómo se daba el tráfico de personas negras por todo el mundo.

De las obras destacan los óleos sobre tela de autores desconocidos: Vicente Guerrero (siglo XIX); Guadalupe Victoria (1825); Cuadro de castas (siglo XVIII); y Coronación de la Virgen de Juan Correa (siglo XVII). “Este artista era de descendencia afromestiza y sus orígenes se reflejan en sus cuadros, en los de tipo religioso se puede ver cómo pintaba ángeles negros, elementos relacionados con su raza”, expresó la directora del Museo Nacional de las Intervenciones.

Otras de las piezas que se exhiben son documentos históricos, entre ellos una réplica del decreto de 1810 de Miguel Hidalgo y el para la abolición de la esclavitud, y una reproducción del documento Sentimientos de la Nación de Morelos. También se presentan algunas piezas de origen africano: estatuillas talladas de madera, tambores y textiles, objetos que pertenecen a la colección personal de la curadora Martínez Montiel.

La exposición se divide en cuatro salas: La trata negrera, El negro en la Nueva España, La influencia cultural de la población negra y El afán de ser libre, la resistencia y la Independencia.

La primera parte aborda la manera cómo se trajo a la población negra desde África y en qué condiciones; alrededor de un millón de hombres, mujeres y niños, en calidad de esclavos, conformaron la mano de obra de la Nueva España.

“Aquí se muestra cómo eran comercializados, crucificados y despersonalizados, hombres y mujeres en edad reproductiva que eran arrancados de las aldeas, principalmente de la Costa Oeste de África, para ser importados a América como mano de obra; eran embarcados en pésimas condiciones y llevados como prisioneros. Se calcula que se comercializaron entre 15 y 20 millones de africanos en los cuatro siglos que duró la trata negrera en las colonias americanas”, explicó la etnóloga Martínez Montiel.

“Los negros eran catalogados como un costal de huesos con alma y boca, se les mercantilizó y marcó con hierro; todo aquel que tenía con que pagar participaba en la compra-venta de esclavos, empezando por las autoridades, los militares y algunos caciques indios”, añadió la especialista.

El segundo apartado aborda la labor que desempeñó este sector en la producción agrícola de las haciendas y plantaciones, en la ganadería y en las minas, además del papel de la mujer esclava en el trabajo doméstico y la relación que mantenía con los amos.

En la tercera sección se muestran las contribuciones de los afromestizos a nuestra cultura, la influencia que ejercieron en gremios, cofradías, procesiones religiosas, medicina tradicional y en manifestaciones como la poesía, la música (seguidillas, zapateados y fandangos) y la arquitectura.

“Los africanos aportaron a la cultura de México las artesanías más finas, textiles coloridos, instrumentos musicales como el yembé (tambor africano), testimonio de la rítmica, además de la herencia del uso de máscaras en las festividades y las peregrinaciones, además del gusto por el baile y los ritmos”, destacó la curadora.

“En la última sala se aborda la resistencia de los negros contra su situación de esclavitud, además de la importancia de la presencia de afromestizos en la lucha de Independencia, hay que tener en cuenta que dos destacados caudillos del movimiento insurgente tenían descendencia afromestiza, José María Morelos y Vicente Guerrero. Además, hay que recordar que el primer decreto de Hidalgo fue la abolición de la esclavitud”, añadió Enriqueta Cabrera.

“El africano nunca se resignó a ser esclavo, el negro nos heredó la idea de la libertad; los cimarrones fueron los que se enfrentaron a la Colonia para acabar con la esclavitud, se revelaron en distintas partes de América, en el caso de México hubo muchas revueltas, el más conocido es Yanga, en Veracruz, considerado el libertador de México”, concluyó Luz María Martínez.

México, la tercera raíz... permanecerá en exhibición hasta febrero de 2011, se presenta en la planta baja del Museo Nacional de las Intervenciones, ubicado en calle General Anaya y 20 de agosto s/n, colonia San Diego Churubusco, delegación Coyoacán, de martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas, entrada libre.
 
Autor/Redactor: INAH
Editor: Manuel Zavala y Alonso
 





Cartelera de Museos
BLOGS Artes e Historia México

Entradas recientes
TODOS LOS BLOGS


Artes e Historia México es una publicación cultural independiente.
© Derechos Reservados 1996-2011, Manuel Zavala Alonso
AVISO LEGAL

DIRECTORIO

Si desea enviar información relacionada a los temas de esta publicación electrónica:
noticias@arts-history.mx