Warning: Smarty error: unable to read resource: "header_20080708.tpl" in /home/artshis2/public_html/usr/local/lib/php/Smarty/Smarty.class.php on line 1093
BUSCAR:

Noticiario
Compartir TwitThis
Mujer, muñeca y memoria defiende los valores de las comunidades del Totonacapan



De la imaginación, espontaneidad y creatividad de las mujeres totonacas nace la muñeca Jacinta, a través de la cual no sólo reafirman, rescatan, conservan y difunden su vestimenta e indumentaria tradicional, sino que contribuyen a la defensa de los valores de las comunidades indígenas del Totonacapan, Veracruz.

Mujer, muñeca y memoria, proyecto en el que también converge el compromiso de la agrupación de costureras de ciudad Nezahualcóyotl ¿Una semilla para el futuro¿ y mujeres de la tercera edad de la delegación Xochimilco, en el Distrito Federal; cuenta con el apoyo de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); así como de Conservación Social del Patrimonio Cultural A. C.

De acuerdo a la restauradora Gabriela Patterson Delaye, investigadora del INAH y responsable de la iniciativa, todo surgió como parte de los programas de la Dirección de Educación Social para la Conservación de la CNCPC, cuyo objetivo es lograr la ¿resignificación cultural¿ del legado histórico, en consideración a la pérdida y el atentado que sufre por parte de quienes lo detentan.

¿Hace ocho años, al comienzo de esta labor, un reporte de la entonces Comisión de Cultura de la UNESCO, concluía que un 80 por ciento de los fenómenos que atentan contra el ser humano como especie son de origen antropogénico, es decir, que él mismo los origina.

¿El hecho de que actualmente la diversidad cultural sea un factor en peligro, está ligado de manera directa al impacto que juegan las leyes del mercado. Si bien las personas que dañan algún tipo de patrimonio lo realizan como un acto de protesta ante la injusticia social que viven, también lo hacen porque no les representa nada y nadie les ha enseñado su importancia¿.

Fue así como a partir de esta idea, en el 2004, dio inicio el trabajo con mujeres en ¿desventaja social¿ de la comunidad de El Tajín, la más cercana a esa zona arqueológica. Por medio de talleres de cerámica, poesía y teatro guiñol, entre otros, se generó un proceso de ¿resignificación¿ y ¿reapropiación¿ de su patrimonio cultural.

Wa chu kiliwakgan o Somos patrimonio cultural, nombre del proyecto alternativo, reflejaba ese importante principio: ¿Lo esencial era lograr conciencia en ellas de que, como mujeres totonacas, forman parte de la diversidad cultural y sus conocimientos y experiencias, son base de un saber ancestral que no debe perderse¿.

Tal reflexión se tradujo durante el 2005 en la búsqueda de una labor ¿concreta¿ de carácter autogestivo, que permitiera la preservación y la difusión de sus habilidades y, a su vez, sirviera como detonante de desarrollo. Después de varios ensayos ¿se pensó que la mejor forma era la creación de una muñeca que las proyectará a ellas mismas.

¿Ejemplo de lo anterior fue que durante el tiempo que ideábamos esto, varias de ellas se encontraban embarazadas, por lo que no es casual que Jacinta tenga un niño. La muñeca a través de su atuendo e, incluso, de su maternidad, refleja una realidad y un modo de vida muy concreto y muy universal a la vez¿, expresa la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Sin embargo, la puesta en marcha de Mujer, muñeca y memoria, requería literalmente de ¿otras manos¿, de esa manera se enlazó con el trabajo de la señalada agrupación de costureras: ¿Una semilla para el futuro¿; que en varios de los casos, son madres de niños que participan en un proyecto alterno de la CNCPC denominado In topilhuan o Nuestros niños.

¿Acordamos que las mujeres de El Tajín harían la parte de bordado sobre plantillas; y el corte y costura de las prendas, además de adherir el cabello, estaría a cargo de las señoras de la tercera edad de Xochimilco. La hechura total de la muñeca la realiza, por su parte, ¿Una semilla para el futuro¿ en un taller de la colonia Agrícola Oriental, en la ciudad de México¿.

Gabriela Patterson comenta que luego de una primera prueba se confeccionaron 60 muñecas, las cuales se agotaron durante la pasada edición de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), en el Centro Nacional de las Artes. En estos momentos continúa el trabajo en espera de concretar un espacio formal para su venta.

¿Lo importante es que se trata de un proyecto viable. La intención inicial es poder colocar a Jacinta en la red de librerías de Educal, dejando claro que es de carácter no lucrativo y que apoya a mujeres en desventaja social. Las ganancias se destinan en su totalidad a la paga de las trabajadoras y a la compra de material.

¿Actualmente comienza a involucrarse en la elaboración de textiles un grupo de mujeres amuzgas de Xochistlahuaca, Guerrero. Por ello Jacinta vestirá tanto el atuendo típico totonaca, como el amuzgo; sin contar que ya se tiene el patrón de ¿Pancho¿, su esposo¿.

Mujer, muñeca y memoria ¿concluye Patterson Delaye- ¿es ante todo una muestra del trabajo en equipo con una base muy firme: la conciencia de la propia identidad. Aunque puede parecer un sueño, Jacinta quiere mostrar a las niñas a través del juego, de texturas, formas y colores originales, la diversidad y la riqueza cultural de su país¿.
 
Autor/Redactor: INAH
Editor: Manuel Zavala y Alonso
 





Cartelera de Museos
BLOGS Artes e Historia México

Entradas recientes
TODOS LOS BLOGS


Artes e Historia México es una publicación cultural independiente.
© Derechos Reservados 1996-2011, Manuel Zavala Alonso
AVISO LEGAL

DIRECTORIO

Si desea enviar información relacionada a los temas de esta publicación electrónica:
noticias@arts-history.mx