Warning: Smarty error: unable to read resource: "header_20080708.tpl" in /home/artshis2/public_html/usr/local/lib/php/Smarty/Smarty.class.php on line 1093
BUSCAR:

Teatro
Compartir TwitThis
La luna vista por los muertos
Las luces se encienden y en el escenario hay una cama, bolsas de comida chatarra que van inundando la habitación y una televisión que ejerce el mismo poder que un oráculo de evasión para una joven pareja. Ella firma: \'\'Hace tanto que no sueño, que a lo mejor hasta las pesadillas me gustan¿. Todo se torna oscuro, han pasado horas, quizá días o semanas. Ella juega a suicidarse con una navaja de afeitar... Ambos se cortan, quizá accidentalmente, luego él mira su herida y comenta: ¿Duele, pero al menos es algo, se siente¿.

En la obra La luna vista por los muertos, dirigida por Zaide Silvia Gutiérrez, no hay atajos, ni situaciones gratuitas, mucho menos trocaladas surrealistas que prestidigiten conclusiones abiertas; por el contrario, todos los involucrados en el ensamble teatral Mundo Canela coinciden en que los dos personajes tienen un común denominador: Retratar la realidad de una generación contenida en un universo de tormentos, contradicciones y búsquedas estériles, donde hasta la luna se antoja como una presencia ajena.

Escrita por Daniel Rodríguez Barrón, ganador del Premio Gerardo Mancebo del Castillo, esta puesta en escena que se presenta todos los fines de semana en el Foro Contigo... América, es resultado, según expresa Zaide Silvia Gutierrez, de un profundo impacto, de un shock dramático, de un terremoto cuyo epicentro fueron las páginas ácidas, críticas, oscuras y humorísticas con las que el novel dramaturgo convenció a toda la compañía de que era una obra que debía ver la luz lo más pronto posible.

\'\'Fue Luis Mario Moncada quien me dio el texto y recuerdo que mientras leía, sentí una sacudida emocional, un memorable escalofrío. La obra está estructurada en diez escenas, a manera de viñetas, que se suceden como los cortes directos de una película separados por fundidos a negro. No hay una noción de cuánto tiempo pasa entre una situación y otra, sencillamente se nos ofrece una intimidad y un retrato crudo y personal de esta generación\'\'.

La directora aclaró que aunque el drama esté cargado de metáforas sobre la llamada generación X, o del Game Boy, intentamos no caer en un montaje complaciente o en el que existiera juicio moral. Por el contrario, afirmó, a lo largo de diez escenas donde los dos personajes, chavo y chava, conviven, pelean, miran películas porno, se masturban, juegan a los videojuegos y se drogan con pastillas para no soñar, se llama a la reflexión sobre una realidad contemporánea, pero sin indicar el sentido.

Interpretado por Tizoc Arroyo, egresado del Centro Universitario de Teatro, y Tae Solana, quien inició su formación con Ludwick Margules, la obra se montó con el apoyo deI Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, así como de la Dirección de Teatro de la Coordinación de Difusión Cultural, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Zaide Silvia Gutiérrez explicó que a la escenografía minimalista de Mónica Kubli y al diseño de vestuario de Cristina Sauza, se unen las composiciones de Richard McDowell, realizadas especialmente para esta producción.

\'\'En el escenario se aprecian sólo tonalidades neutras que dan la impresión de un entorno colmado de desencanto. Irónicamente Ios únicos colores que van apareciendo son los de las envolturas de comida chatarra que aluden a lo artificial de la época. Al mismo tiempo, la música de McDowell enriquece la obra situando y abrazando la acción de los personajes y sus estados de ánimo\'\'.

Sobre la obra, la actriz Tae Solana comentó que el reto para construir a los personajes fue el dotarlos de encanto cuando viven el desencanto.

\'\'En esta obra se retrata la realidad contemporánea en la que muchos roles de género han cambiado. El hombre ya no es necesariamente el proveedor de una casa, la mujer es muchas veces la que sale a trabajar, el sexo ya no es idealizado como en décadas atrás y los conflictos aluden a cuestiones que pueden parecer superficiales pero que encierran un gran significado en cuanto a lo que somos como sociedad\'\'.

Por su parte, Tizoc Arroyo dijo que los ensayos y la comunicación con todos los integrantes del ensamble ha sido crucial para redondear el perfil de la obra, en la que ya no existe ese concepto romántico de la pareja que conocieron generaciones anteriores, sino por el contrario un profundo nihilismo que influye hasta en los aspectos más rutinarios.

Finalmente Zaide Silvia Gutiérrez afirmó que el ensamble que ha propiciado con Mundo Canela, ha logrado un lenguaje común en todos los elementos que constituyen un montaje, razón por la que se facilita abordar temáticas que aporten algo novedoso a la escena en nuestro país.

\'\'Después de la grata experiencia que tuvimos con Conversación entre las ruinas, obra basada en el texto de Emilio Carballido, nos hemos inclinado por ahondar aún más en las historias que exploren los mundos interiores del ser humano y la relación con su entorno. En esta nueva obra existe la metáfora de una pareja moderna que toma pastillas para no soñar, y si consideramos que casi siempre se ligan los sueños con el querer vivir o alcanzar algo, la pregunta sería ¿qué es lo que busca la nueva generación en este mundo?\'\'

La luna vista por los muertos se presenta los fines de semana en el Foro Contigo... América, ubicado en Arizona 156, entre Río Becerra y Pennsylvania, colonia Nápoles. Sábados a las 19:00 horas y domingos a Ias 18:00 horas, hasta el 27 de mayo.
 
Autor/Redactor: CONACULTA
Editor: Manuel Zavala y Alonso
 







Cartelera de Museos
BLOGS Artes e Historia México

Entradas recientes
TODOS LOS BLOGS


Artes e Historia México es una publicación cultural independiente.
© Derechos Reservados 1996-2011, Manuel Zavala Alonso
AVISO LEGAL

DIRECTORIO

Si desea enviar información relacionada a los temas de esta publicación electrónica:
noticias@arts-history.mx