Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Miércoles, 27 de julio de 2016

México es Patrimonio Cultural
Escrito por No disponible

Puesto del mercado Benito Juárez en Oaxaca

 

Hace más de diez años tuvo lugar la primera edición del Premio Internacional Reina Sofía de Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural, un reconocimiento destinado a destacar una obra, iniciativa o trayectoria profesional preferiblemente en el ámbito cultural iberoamericano. En aquél 2001 resultó galardonado de manera muy meritoria el proyecto de rehabilitación del Antiguo Convento de Santo Domingo de Oaxaca en la capital del estado.

 

Tuve la oportunidad de asistir a la entrega de dicho premio en la Feria de Arte, Restauración y Gestión del Patrimonio (AR&PA) en Madrid. El evento se había organizado en un auditorio dentro del Parque Ferial Juan Carlos I y estaba abierto a todo el público asistente a AR&PA. Con la solemnidad del caso, se habían reunido sobre el estrado las autoridades locales y la representación mexicana, conformada ésta por la titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) Sari Bermúdez, y el entonces Secretario Técnico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Sergio Raúl Arroyo.

 

Tras la entrega del premio, los agradecimientos y discursos diplomáticos de rigor, tuvo lugar una sesión de preguntas del público asistente a los miembros del panel. De entre la multitudinaria audiencia, se puso de pie un joven español que en el micrófono formuló al secretario técnico del INAH una pregunta que más o menos decía así: "En su país, ¿cuántos sitios patrimoniales hay de importancia?". Como respuesta, Sergio Raúl Arroyo alzó el dedo índice de su mano izquierda y dijo lacónicamente: "Uno". Ante la extrañeza del público por lo críptico de su gesto, Sergio Raúl se sintió en la necesidad de ampliar su respuesta, y entonces aclaró: "Sí, uno: todo México. México completo es patrimonio cultural”. 

 

Caray, a eso le llamo yo tener colmillo y agudeza. Además de evitarse la engorrosa labor de enumerar a detalle los sitios, monumentos, archivos y museos que hay en todo México, además de los idiomas, fiestas, tradiciones y demás manifestaciones culturales intangibles de nuestro país, Sergio Raúl Arroyo, además de ganarse una ronda de aplausos, dio una imagen integradora del patrimonio cultural mexicano, basada primero en el orgullo pero también en el conocimiento. ¿Cómo contar lo que es infinito? ¿Cómo darle un número a lo que está en permanente construcción, a todo lo que ha sido investigado y a lo que está por conocer?

 

Desde entonces y hasta ahora pienso cuánta razón tenía Arroyo. En efecto, México completo es patrimonio cultural, diverso, extenso, con manifestaciones tangibles e intangibles. México es patrimonio vivo y omnipresente: territorio que rebasa sus fronteras geográficas y límites físicos teniendo como embajador a cada mexicano y su especial forma de entender la vida. Sólo nos queda para la anécdota la ingenuidad del joven español que esperaba del funcionario mexicano un recuento exacto de edificios y estatuas ¡oh! craso error. No cometamos la misma equivocación al pretender encontrar el patrimonio cultural únicamente en las vitrinas de los museos o en la antigüedad de los edificios. 



Lo último en No disponible

 

Retratando al escritor: la fotografía de Sara Facio
5 tendencias culturales para el 2013
¿Qué hace posible al museo?
Reflexiones sobre política de recaudación de fondos: el caso del Museo Rufino Tamayo
La cultura y los candidatos

 

 

 

Redes sociales