Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Miércoles, 27 de julio de 2016

La Capilla Sixtina en Oaxaca
Escrito por No disponible

Andrés de Concha. El Juicio Final. Óleo sobre tabla, hacia 1575. Retablo principal del Templo de Santo Domingo Yanhuitlán, Oaxaca.

CONACULTA-INAH

 

 

El templo y convento de Santo Domingo, Yanhuitlán se ubica en el estado de Oaxaca. Durante el virreinato, fue el centro de las actividades dominicas en la zona de la Alta Mixteca, únicamente superado en importancia y tamaño por el de Santo Domingo en Oaxaca capital, el de mayor extensión en México. Fuentes históricas confirman que la primera etapa constructiva data de 1529, siendo concluido el inmueble hacia 1580.

 

El retablo mayor tiene una altura de doce metros, planta de biombo y está formado por siete calles, cuatro cuerpos, un basamento y un remate. A pesar de haberse reformado el original del XVI al gusto del barroco en el siglo XVII, conservó las esculturas policromadas y el conjunto de trece pinturas sobre tabla con escenas de la vida de Cristo y de la Virgen. Las pinturas son autoría del pintor español Andrés de Concha, quien fuera contratado en 1567 por el encomendero de Yanhuitlán Gonzalo de las Casas para trasladarse al año siguiente de Sevilla a América.

 

Andrés de la Concha permaneció en actividad en la Nueva España desde este primer encargo concluido en 1575 hasta 1612, año de su muerte. Trabajó a lo largo de la llamada ruta dominica, en Yanhuitlán, Tamazulapan y Teposcolula, además de la Catedral de Oaxaca y la de la ciudad de México. De este pintor nacido en Sevilla hacia 1540 se conoce muy poco de su vida personal y el catálogo de su obra en México está en continua revisión.

 

Los más importantes historiadores del arte del siglo pasado dedicaron sendos comentarios a la obra de este pintor. De acuerdo a Guillermo Tovar de Teresa “Concha es un manierista tardío, italianizante, con un gran sentido del color y la composición.” Manuel Toussaint nos dice que era un artista ecléctico, con “un italianismo sorprendente....pero de reciedumbre española.” En efecto, la obra de Andrés de Concha puede insertarse en la pintura sevillana de la segunda mitad del siglo XVI donde la influencia de los maestros del Renacimiento italiano fue ampliamente conocida y adoptada.

 

Del conjunto de pinturas de Yanhuitlán es en particular la obra titulada El juicio final la que a mi parecer evoca de manera más clara el Renacimiento italiano. Indudable que en la representación de las almas de los condenados y la barca de Caronte veamos un sonoro eco de la obra de Miguel Ángel y, en particular de su propio Juicio Final en la Capilla Sixtina. Sólo podemos elaborar acerca de lo que significó en 1575 la introducción de estos repertorios europeos en un retablo de la Alta Mixteca Oaxaqueña y la recepción que podrían haber tenido por parte de un público con códigos visuales tan distintos a los del pintor.

 

En tiempos más recientes y una vez concluida la restauración del retablo principal de Yanhuitlán, el Instituto Nacional de Antropología e Historia preparó un documental y una publicación alusiva al recinto. Aprovecho estas líneas para extender un profundo agradecimiento a la Escuela Nacional de Conservación Restauración y Museografía del INAH, a su directora Liliana Giorguli y a la titular del taller de restauración de pintura de caballete, Yolanda Madrid, por sus generosas aportaciones a esta investigación.



Lo último en No disponible

 

Retratando al escritor: la fotografía de Sara Facio
5 tendencias culturales para el 2013
¿Qué hace posible al museo?
Reflexiones sobre política de recaudación de fondos: el caso del Museo Rufino Tamayo
La cultura y los candidatos

 

 

 

Redes sociales