Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

Hagan el muro
Escrito por Álvaro Rodríguez Luévano

Sobre el conocido punto efímero del canal de Saint Martin en París, los cines de la Villette exhiben una película que no muestra grandes expectativas desde su cartel; un personaje de caricatura cubierto por una capucha que lo hace un poco incógnito, un poco extraño y poco freak digamos un poco atractivo el poster.

 

Al tomar dos boletos sobre el MK2 una cadena de cines extendidos de la ciudad, le pedí a la vendedora un par de boletos para entrar a ver “Faites dans les mur”, me miró y se carcajeó que pensé que se ahogaría ella sola. La peli se llamaba "Faites le mur” en inglés « Exit through the gift shop», “hagan el muro” pero lo que le había dicho a la vendedora era otra cosa, mi juego de palabras decía: “mear en el muro”. Después y resuelto el mal entendido entramos a ver la peli que creíamos que se trataba de un documental sobre Banksy.

 

 IMG - Banksy site

 

La sorpresa, siempre una sorpresa cuando se habla de arte urbano, es que en los primeros minutos delirantes el famoso Banksy aparece como un actor de segundo plano, es decir después de una presentación detenida de los objetivos de la narración en primera persona, un tal Thierry Guetta cuya voz conduce buena parte del documental irrumpe en la búsqueda de Banksy, así el que parecía el actor principal declina sobre Guetta para decir que el filmmaker es finalmente un personaje mucho más interesante y por lo tanto lo que se sigue tratará sobre dicho personaje. Son muchos los registros visuales y bibliográficos que se tienen sobre arte urbano, podemos asegurar que existen innumerables catálogos fotográficos que han advertido un desarrollo paulatino del movimiento en las calles de las grandes ciudades donde el grafiti está presente, pero si el documental no iba a tratar las estrategias gráficas y más bien documentales, la cosa empezaba a sentirse de flojera.

 

 

 

 

A mi juicio una parte rescatable de la película es que como documento esta peli puede servir tal vez para documentar algunas intervenciones artísticas atípicas de Banksy, pero también un notable interés transferencial por pasar a la creación y elaboración del guión y en contraparte en el caso de Guetta para seguir los lo procesual de la observación pasiva hacia las intervenciones y factura de imágenes cuya posición activa y dinámica da empresa a toda la peli. El documental así en realidad no es sobre Banksy sino sobre Guetta. El ascenso de Guetta al mainstream de los artistas urbanos es insospechado y parece una broma. El documental indica que dentro de la desorganización de las partes del filme, hay y se produce además una organización donde el encuentro entre el filmmaker Guetta y artista Banksy se funden en una complicidad criminal al estilo Hitchcock. Banksy parece mostrar el lado divertido de ser referido y no aparecer, y Guetta el lado paradójico de no figurar en la escena de las subastas millonarias del arte y convertirse paulatinamente a través de varios dispositivos de posicionamiento en el circuito de los santos devocionales con sus filas de consumidores grupees. Atrás de un divertido intercambio entre Banksy y Guetta, éste último parece darse cuenta de cómo funciona el delirante mundo de las apropiaciones, las intervenciones y las transgresiones visuales. Guetta y Banksy deciden intervenirse mutuamente, como se dice en la jerga común hicieron migas y se cayeron bien.

 

IMG - Mr. Brainwash site

 

Guetta bajo la impostura del personaje oculto londinense toma el nombre de Mr. Brainwash (Señor lavado de cerebro) cuyo mote lo adquiere después de que Banksy cae en la cuenta de que las imágenes que logra captar y meter en orden Guetta son una especie de lavado de cerebro. La frase es: Lo que produce este tipo es como si alguien cambiara con un control 300 canales de televisión en menos de un minuto. Finalmente Guetta genera toda una máquina de venta de su obra precaria e inexistente que logra resolver con una ostentosa inversión que concluye con una gran apertura de su galería donde rebasó sus propias expectativas de venta. Banksy celebra la locura de Mr. Brainwash y Guetta celebra los consejos de quien actualmente es uno de los prófugos más notables del arte callejero prohibido y de los más sobresalientes detractores del puritanismo y el politenees londinense. Capaces de orinarse en el muro público estos sujetos se atrevieron a intervenir los muros del cine internacional, quien quiera pagar una entrada tendrá que estar dispuesto a reírse de las costosas pretensiones del arte.



Lo último en La canalla

 

La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (primera parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (segunda parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (tercera parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (cuarta parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (quinta parte)

 

 

 

Redes sociales