Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

Home un documental de boutiques
Escrito por Álvaro Rodríguez Luévano

Ayer se presentó Home el documental del fotógrafo Yan Arthus-Bertrand que en el marco del día Internacional del Medio Ambiente se presentó simultáneamente en salas y plazas públicas de 126 países y en el mundo entero a través de youtube.[1] Hace dos días también, en la Maison de Brasil en París, la embajada brasileña en Francia y la oficina de cooperación cultural inauguraron Aqua Mater, una muestra de algunas fotografías de Sebastião Salgado en torno a la relación del hombre con la inmensidad del mar.

 

Esta relación hombre-naturaleza ha sido atraída después del desastre del Airbus francés que ha provocado un profundo misterio en torno a la fragilidad de la vida de los seres humanos. Por el contrario la versión en español del documental Home en estos días subraya una fuerza y corresponsabilidad del hombre con su entorno natural. Esta edición es narrada por Salma Hayek cuyo patrocinio posiciona al mismo tiempo las marcas más exclusivas del grupo financiero PPR[2] cuyos principales accionistas son FNAC, GUCCI, PUMA, REDSCATS, CONFORAMA, etc.

 

 

Sebastião Salgado, Aqua Mater, Exposition au Maison du Brasil, Juin 2009, Cité Universitaire, Paris.

 

 

 

 http://www.youtube.com/watch?v=SWRHxh6XepM

 

La ventaja del documental al haber salido en una edición inédita de acceso de bajo costo, incluso gratuito permite que la difusión logre una penetración rápida y sin obstáculos. El documental tiene un montaje fotográfico digno de un viaje extraordinario en globo al puro estilo de Verne. Varios fotógrafos participaron en este proyecto entre ellos figuran Tanguy Thuaud, Luc Besson, François- Henri Pinault, Thomas Sorrentino y Claude Canaple.[3]

 

 

Yan Arthus-Berthrand, 2009.

 

Pero el resultado del recorrido fotográfico en Home es visualmente una metáfora, como el mismo Salgado lo muestra en sus imágenes; existen hombres como los marinos y pescadores de la zona mediterránea que están íntimamente relacionados y comprometidos con su entorno de vida, por ejemplo con el mar, al que no sólo le rinden un respeto como parte de su propio entorno, sino que se considera fuente de sus vidas y la riqueza de sus oficios. Las cifras que arroja el documental del Bertrand expresan evidencias de un fuerte desequilibrio ambiental global. Y la reflexión es sin duda un paso irónicamente automático de que la historia de la especie humana es muy reciente con respecto a la historia del propio planeta. Hemos sido en todo caso un epifenómeno capaz de meter en peligro las condiciones de nuestro sistema de vida. Por decirlo de un modo, los homo sapiens sapienshan sido capaces de desarrollar a su paso estelas de destrucción y desequilibrio ecológico a tal velocidad que no puede compararse con el proceso adaptativo de vida cuyo ritmo milenario se ha trastocado de manera casi irreversible.

 

Lo extraño es que la ONU a través de su programa del medio ambiente[4] no figura en el patrocinio de este proyecto, sin embargo, tampoco es la regla hoy día que estos organismos se hagan cargo de estos proyectos educativos. Por otro lado observamos que los dueños del dinero invierten esquizofrénicamente en proyectos que comunican mensajes de moral ambiental que lejos de eximirlos como primeros responsables de la distribución de la riqueza, de los desequilibrios que ésta produce, y de las consecuencias que ésto genera, puesto que son ellos quienes se proclaman promotores de la conciencia hacia el daño ambiental. Es como un remordimiento liberal, pero al mismo tiempo un tanto cuanto cínico.

 

No debería ser un privilegio asistir a una proyección pública gratuita para ver un buen trabajo documental, con o sin el patrocinio de las empresas o los ministerios de la cultura, estos eventos deberían ser una prácticas cotidianas, derechos al acceso a la cultura y a los materiales que procuran el cuidado al medio ambiente. Proyectos de este tipo son costosos pero no comparables con los retos en los que ahora se debe invertir, la actual inversión debería funcionar bajo un esquema retroactivo, justo, y donde el ejemplo parta del principio justo y el respetuoso, en donde la conciencia no sea un discurso para ocultar que en el fondo el planeta esta siendo gobernado por el homo commonwealth y del homo bussinesquienes han logrado producir un daño que ahora se traduce en remordimientos ambientales.

 

Los humildes pescadores retratados por Salgado difícilmente verán en sus comunidades el trabajo de Yan Arthus-Bertrand, no lo sabemos, pero en cambio, los poderosos dueños de las grandes boutiques tal vez les sirva su patrocinio como testamento de un mecenazgo que difícilmente sirva para remediar el deterioro del planeta. A toda esta digresión bienvenidas sean las conciencias que no se conforman tan sólo con la onerosa ilusión de la moda planetaria. Realmente necesitamos cambiar de actitud frente a los problemas que aquejan a nuestro medio ambiente.

 

 


[1] http://www.youtube.com/homeprojectES

[2] El origen de este grupo financiero estuvo impulsado por una empresa dedicada a la transaformación industrial de la madera. No se si de ahí les venga la conciencia de que la tala inmoderada de árboles y la deforestación sea uno de los principales factores que contribuyen a la erosión de los suelos. Para saber más de este grupo financiero véase:http://www.ppr.com/front__sectionId-183_Changelang-fr.html

[3] Film “HOME” – une coproduction ELZEVIR FILMS / EUROPACORP

[4] http://www.unep.org/



Lo último en La canalla

 

La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (primera parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (segunda parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (tercera parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (cuarta parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (quinta parte)

 

 

 

Redes sociales