Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (tercera parte)
Escrito por Álvaro Rodríguez Luévano

3) La fotografía de la silla presidencial

 

El mito de la famosa “silla presidencial” es un misterio. Paco Ignacio Taibo II asegura que ya estando dentro en el salón de recepción de Palacio Nacional los jefes revolucionarios acompañados de su estado mayor y ante la algarabía de la gente que los vio desfilar por una de las avenidas, hoy conocida como avenida Madero– dispusieron a pasearse por los rincones del palacio. No obstante en la fotografía la Agencia Casasola que nos compete, no sólo se consigna dicho momento. Habrán algunos testimonios que repasaremos después del análisis de la famosa silla presidencial y la silla de montar que según Taibo II, el general Eufemio buscaba por los lujosos muebles del recinto gubernamental “para quemarla”.[1]Este espejismo de unión no tardó en desvanecerse. Zapata descubrió la verdad durante la campaña de Puebla, para dirigirla se fue de la ciudad de México el 9 de diciembre.[2]

 

Para proceder al análisis y descripción formal de las dos fotografías que consignan el evento de la famosa toma de la silla presidencial, llamo fotografía (A) a la imagen que muestra a los dos jefes revolucionarios, Francisco Villa y Emiliano Zapata, acompañados de sus colaboradores en una escena en donde ambos personajes están sentados al centro acompañados por su estado mayor, no miran al fotógrafo y parecen estar conversando entre ellos. Llamo fotografía (A)1 a una versión de la fotografía anterior pero en una versión pictorialista de Roberta Maranzano para el libro de Bernard Oudin arriba referido.

 

La fotografía (B) muestra un segundo momento en el que uno de los Jefes revolucionarios –en este caso Emiliano Zapata– se muestra posando y mirando directamente a la lente del fotógrafo, mientras que Villa por el contrario se muestra distraído mirando hacia su lado derecho. Llamo Fotografía (B)1 a una versión de la Fotografía (B) que sufre un reencuadramiento y una anotación por la Agencia Casasola para su venta y publicación.

 

La escena que se retrata en las fotografías (A), (A)1 y (B), (B)1 fueron tomadas el día de la entrada triunfal. Después de la descripción intentaremos ir añadiendo algunas imágenes que ayudarán a analizar las fotografías y pueden contribuir a un cotejo sistemático de la serie. Posteriormente efectuaremos una anotación de la comparación de las imágenes e intentaremos hacer una interpretación sobre los motivos y las atribuciones que están presentes.

 

Fotografía (A), Villa y Zapata en la silla presidencial, Col. Archivo Casasola. Publicado por la Universidad Javeriana.

 

Fotografía (A)[3]

 

Esta imagen podemos dividirla a partir de dos planos: el primer plano en una posición semicircular, al centro se encuentran los personajes principales de la toma fotográfica (los generales Villa y Zapata). De izquierda a derecha se muestra un personaje de pie no identificado, aparentemente zapatista por el tipo de sombrero de ala ancha y cuya mano izquierda toma lo que pudiera ser una cacha de su pistola; inmediatamente después se muestra un hombre hincado no identificado. El siguiente personaje importante es Tomás Urbina, quien viste uniforme militar, sostiene con su mano y rodilla derecha su sombrero de expedición (masque colonial), y con la otra mano –donde luce algunos anillos– abraza un descansabrazos de la silla presidencial, porta botas de monta y reposa sentado en un mueble labrado. Tomás Urbina forma parte del estado mayor de Francisco Villa. En la parte central, ligeramente del lado izquierdo, aparece Francisco Villa vestido con uniforme militar, porta botas de monta de caña alta y sostiene con su mano izquierda su sombrero, que según Paco Ignacio Taibo es un sombrero en forma de plato de tipo ruso, el personaje reposa sentado en un mueble de pan de oro: la llamada “silla presidencial”.

 

Del lado derecho de la imagen, Emiliano Zapata reposa sentado en otro mueble tallado obscuro; observa fijamente a Francisco Villa; acaricia el brazo izquierdo del mueble de la silla presidencial, que al nivel del descansabrazos tiene la cabeza de un águila; del otro lado soporta su sombrero de ala ancha, de piel rígida, con la mano en cuyos dedos abraza un puro encendido; viste una chaqueta clara en beige de piel bordada (según Pedro Ángel Palou), una pañoleta clara, pantalón ajustado abotonado en plata; y es el único que reposa sentado cruzando las piernas. Con un bigote poblado y tez morena, el General Zapata calza botas de monta en punta y coincide exactamente con la descripción del agente que presenta John Womack en su libro. Otilio Montaño es uno de los personajes que acompaña a Zapata del lado derecho de la imagen, con una banda en la cabeza, también sentado en la extrema derecha de la fotografía; sostiene con la mano izquierda su sombrero, igual que Zapata. Junto al general Otilio Montaño, del lado derecho de la imagen, aparece Rodolfo Fierro del estado mayor de Francisco Villa, que posa de pie con sombrero de expedición, se lleva la mano derecha llena de anillos a la hebilla del cinturón y observa fijamente a los jefes revolucionarios; se apoya con el brazo izquierdo sobre un reportero que esta de pie, viste traje sastre negro, y que sostiene con sus dos manos un bastón, un sombrero negro de bombín y usa lentes redondos; parece estar sonriente con los generales. En un segundo plano se encuentran alrededor de veintitrés personas de las cuales, visiblemente, tres son niños,[4]  uno de ellos cierra los ojos al disparo del flash; una mujer esta presente a espaldas de Villa. Como fondo de la escena, un cuadro de una batalla muestra a un soldado incompleto, que seguramente monta su caballo; y del costado derecho otro soldado: un artillero que se encuentra accionando un cañón de infantería. Esta escena posiblemente alude a una batalla que se efectuó cerca de la ciudad de Puebla el día 5 de mayo de 1862, en la defensa del Fuerte de Loreto y el Fuerte de Guadalupe, durante la intervención francesa en México. La leyenda de la fotografía es de un color blanco de letra tosca que dice: “Villa en la silla presidencial, Casasola Fot”.

 

Fotografía (A)1, Villa y Zapata posando para la posteridad, Col. Archivo Casasola, INAH, México. Imagen pictorizada por Roberta Maranzano y recordata para la edición del libro. En: Bernard Oudin, Villa, Zapata el le Mexique en feu, op cit, p. 88-89.

 

 

Fotografía (A)1

 

Esta imagen esta tomada de la fotografía (A), en blanco y negro, del archivo Casasola. Tiene un reencuadramiento suprimiendo a la persona que porta un sombrero del lado izquierdo de la imagen, en la fotografía (A). Destaca el realismo de la imagen por el retoque de Maranzano.

 

Todas las personas cobran vida y pude hacerse más fácil su identificación, distinguiéndose entre los soldados de Zapata que visten sombreros de ala ancha y manta de algodón, y quienes visten de civil usando corbatas, moños y algunos sacos. Todos los sombreros parecen distinguirse por su forma y color. Sobresalen los colores verdes de los uniformes militares de Villa y Urbina.

 

 

[1] Véase la entrevista a Paco Ignacio Taibo II sobre la fotografía de Villa y Zapata sentados en la silla presidencial. Nota 8 de este texto.

[2] Womack, op. cit., p. 217-218.

[3] Imagen publicada en un sitio de la Universidad Javeriana de Colombia y disponible en: http://www.javeriana.edu.co/cursos/aflorez/Web%20Mejico.htm (consultado el 5 de enero de 2009).

[4] Uno de estos niños se reconocerá en la fotografía: miembro de las fuerzas del norte, acompaña desde muy joven a su general Francisco Villa. El testimonio que brinda Antonio Gómez Delgado nos permite indagar hacia adentro de una imagen que se tornaba difícil y de anonimatos múltiples. Antonio Gómez Delgado narra la anécdota de la fotografía que se tomaron en Palacio Nacional en diciembre 1914 los generales Francisco Villa y Emiliano Zapata. Esta entrevista está disponible en: http://es.youtube.com/watch?v=OEEuomi8aaA&feature=related (consultado el 5 de Enero de 2009).



Lo último en La canalla

 

La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (primera parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (segunda parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (cuarta parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (quinta parte)
La construcción de un mito, la reproducción de un símbolo (sexta parte)

 

 

 

Redes sociales