Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

Elogio al espacio
Escrito por Manuel de la Cera

Mérito indiscutible es conseguir que, en una época de intenso mercantilismo en el arte, quince importantes artistas de varios países, que cuentan con una trayectoria profesional consolidada, donen generosamente su talento para enriquecer el patrimonio cultural de una universidad pública mexicana.
 
Pero mucho más trascendente aún es la oportunidad que se le brinda a la comunidad universitaria de la UAM Azcapotzalco de contar, dentro de los jardines y plazas de sus instalaciones, con una amplia variedad de obras de arte, realizadas en diferentes materiales, a las que se han sumado las piezas que integran el más reciente logro de la difusión cultural de esta institución, que se ha tituladoElogio al espacio.
 
Congregar en un proyecto concertado a maestros como Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Fernando González Gortázar, Perla Krauze, Manuel Marín, Naomi Siegmann, Marina Láscaris, Brian Nissen, Janette Betancourt, Juan Manuel de la Rosa, Gabriel Macotela, Kiyoto Ota, Gilberto Aceves Navarro, Águeda Lozano e Yvonne Domenge, supone un gran esfuerzo de gestión y negociación, que por fortuna se logró materializar para beneficio de la UAM gracias fundamentalmente al tesón de la rectora de la Unidad Azcapotzalco, la maestra Paloma Ibáñez Villalobos, que acogió con buenos ojos este proyecto.
 
Todos sabemos que hay espacios en nuestras vidas que dejan una huella profunda y decisiva en nuestra alma. De un modo u otro esos sitios se convierten con el transcurso del tiempo en referentes indispensables de nuestra memoria, a los que acudimos con frecuencia, muchas veces de manera inesperada y súbita. Cuando esos espacios se pueblan de imágenes que provienen del terreno del arte, el sedimento que dejan en nuestra existencia cobra una dimensión que tiende a conmover y a tocar las fibras sensibles que se alimentan de la emoción y la belleza.
 
 
      
 
 
Elogio al espacio es una ruta poblada por magníficas esculturas que en mi opinión tienen la capacidad de suscitar y perfilar una irradiación estética que, a remolque de su fuerza expresiva y bajo el herrumbroso influjo de varias de ellas, podrán con mucha probabilidad constituirse en signos que alimenten la imaginación de muchas personas sensibles.
 
Yo confío que en especial los jóvenes estudiantes de la UAM de la unidad Azcapotzalco valoren la oportunidad de tener, a unos cuantos pasos de sus salones de clase, un conjunto de piezas de arte que sin duda han mejorado la calidad de las instalaciones de su universidad, y se percaten de que el acceso a las manifestaciones estéticas es un privilegio del que podrán gozar de forma continua en su centro de enseñanza.
 
Elogio al espacio es un nuevo empeño que se inscribe en el contexto de una de las tres funciones sustantivas propias de la Universidad Autónoma Metropolitana –esto es, la docencia, la investigación y la difusión de la cultura–, actividades que cotidianamente se despliegan con el propósito esencial de brindar oportunidades de superación e igualación en la esfera del conocimiento a los estudiantes que se inscriben en ella.
 
Asimismo espero que, con el paso de los años, estas estupendas esculturas, aunadas al patrimonio ya existente de esta casa de estudios, sean un componente que se ancle en la memoria de todos los que participamos en la vida universitaria desde la Unidad Azcapotzalco y se transformen en un enclave plástico altamente significativo que nutra de manera positiva nuestra experiencia personal.


Lo último en El anaquel

 

El último moderno
Historia de percepciones
Los e-books
Arqueología de la nostalgia
El libro de la ignorancia general

 

 

 

Redes sociales