Verdades y Rumores

 

compartir en facebook  compartir en twitter

 

[Verdad] :


Señalan especialistas la necesidad incluir en la legislación la reglamentación de archivos privados de interés público



La iniciativa a la Ley General de Archivos que se presentó en el Senado en noviembre pasado, tiene que incluir la posibilidad de reglamentar archivos privados de interés público, aseguraron investigadores.

Renato González Mello, director del Instituto de Investigaciones Estéticas, comentó que la Universidad tiene la obligación moral de profesionalizar la labor de catalogación y organización de acervos y archivos ante este momento de cambios tecnológicos.

La investigadora Louise Noelle, especialista en arquitectura y en la obra de Luis Barragán, aseguró que su trabajo referente al Premio Pritzker, ha sido bloqueado por la directora de la Fundación Barragán, Federica Zanco, quien además le ha negado el acceso al archivo que se encuentra en Suiza.
 
Durante la segunda mesa de debate “El archivo nacional y el archivo de artista”, que se realizó en torno a la exposición Jill Magid. “Una carta siempre llega a su destino”. Los Archivos Barragán, Noelle advirtió que en algún momento Zanco se acercó a ella para obtener información que después le serviría para hacer la guía de todas las obras del arquitecto mexicano.
 
La investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas, comentó que el libro Luis Barragán. Búsqueda y creatividad que publicó en 1995 fue bloqueado para publicarse en el extranjero, debido a que Zanco controla la investigación que se genera en torno a Barragán.
 
En tanto, el historiador, crítico y curador Francisco Reyes Palma, quien se encontraba entre el público, aseguró que hay mucha especulación y fantasía patrimonialista, en la forma en que se ha abordado el tema del manejo del archivo profesional de Barragán a partir de la propuesta que plantea la artista estadunidense Jill Magid, y dijo que sería bueno “bajar las cosas, ya que tampoco se trata de un archivo cerrado, es un archivo selectivamente abierto”.
 
Reyes Palma dijo que el archivo fue adquirido de forma legítima, después de que en México a nadie le interesó poseerlo y señaló que hay un linchamiento hacia Zanco como parte del impulso que se le está dando a una obra de arte.
 
Los participantes de la segunda mesa de debate Alfredo Ávila, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas; Lourdes Cruz, catedrática de la Facultad de Arquitectura; María de la Luz Enríquez Rubio, investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas; y Sol Henaro, curadora de acervos documentales del MUAC, coincidieron en que hace falta revalorar la importancia de los archivos e incluir en la legislación la reglamentación de archivos privados de interés público.
 
Alfredo Ávila, explicó que no se le debe quitar al Estado la responsabilidad en el resguardo y conservación de archivos. Dijo que hay un “Sistema Nacional de Archivos que medio funciona”, y advirtió que con la iniciativa de la Ley General de Archivos, éstos quedarán en manos de la Secretaría de Gobernación, y en las secretarías de Gobierno de los estados.  
 
Ávila comentó que otro de los medios que se utilizan para frenar la consulta de archivos es “la supuesta protección de datos personales”. Otra de las prioridades a considerar, según Ávila es que la iniciativa plantea cuando los archivos son patrimonio pero no dice nada respecto a su difusión.
 
Sol Henaro, explicó que el archivo está vivo, en el caso de las artes contemporáneas y se ve reflejado en las exposiciones actuales que exhibe el Museo Universitario Arte Contemporáneo como las de Óscar Masotta. La teoría como acción; Reverberaciones: arte y sonido en las colecciones del MUAC; Juan Acha. Despertar revolucionario, en donde los materiales provenientes de diferentes archivos están presentes de distintos modos.
 
Luz Enríquez consideró que es necesario revalorar el trabajo de los archivos, por lo que instituciones como la UNAM deben destinar presupuesto para la creación de becas, plazas y personal capacitado en la catalogación y el resguardo de archivos.
 
En su momento, Lourdes Cruz explicó el funcionamiento del Archivo de Arquitectos Mexicanos, fundado en 2002 en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, que se ha convertido en una fuente primaria para la investigación; testimonio de obras perdidas; o una memoria del proceso de creación de lo construido. Cruz compartió que una de las dificultades a las que se enfrentan los archivos es la falta de presupuesto y de personal.
 
Entre los asistentes a la mesa de diálogo, Renato González Mello, director del Instituto de Investigaciones Estéticas, comentó que la Universidad tiene la obligación moral de
profesionalizar la labor de catalogación y organización de acervos y archivos ante este momento de cambios tecnológicos.
 
Los participantes también coincidieron en que se deben desarrollar nuevos mecanismos para el resguardo y conservación de archivos ante las nuevas tecnologías, por lo que plantearon que se desarrollen proyectos de digitalización que facilitarían la consulta de documentos.



 

 

Redes sociales