Fotógrafo 04,2016
(Abril 2016)
Yolanda Andrade
1950-01-01

 

Fecha: 2016-04-01

compartir en facebook  compartir en twitter


Mexico City

 

 

Una de las varias razones por las que destaca la maestra Yolanda Andrade, la Fotógrafa del Mes en Artes e Historia, es porque ha desarrollado un trabajo sólido y coherente dentro del lenguaje fotográfico, profundizando de forma sistemática, con una gran libertad y sensibilidad, el tema de la ciudad como protagonista, ese organismo tan dinámico, complejo y vital. A través de las diferentes etapas de su obra, que involucran desde la fotografía análoga hasta las herramientas tecnológicas digitales actuales, la fotógrafa nos muestra con sus imágenes que la ciudad como sujeto no se agota.

 

Yolanda Andrade se inició con la fotografía análoga, siempre con el interés centrado o puesto en la ciudad, aunque teniendo como elemento protagónico la presencia humana, colectiva e individualmente. La fotografía en blanco y negro resultaba mucho más veraz para capturar el rostro humano; le permitía captarlo en el contexto urbano como una variante, como un elemento más de ese organismo,  pero resaltando las expresiones, gestos y profundidades de los individuos.

 

Al cambiar a la digital, el objeto central se desplaza hacia la ciudad como tema central, en su carácter más puro, en donde los objetos son las protagónicas: encuadres de formas arquitectónicas de gran plasticidad, espacios urbanos que incorporan edificios, fachadas, calles, letreros, objetos diversos;  el conjunto de todos estos elementos, aprehendiendo  el contenido más allá de lo formal, la esencia que resulta de la mágica interacción cotidiana de todo lo que compone la ciudad.

 

El trabajo en laboratorio se limitaba a realizar el proceso técnico; es decir, no para cambiar los tonos o crear juegos de luces y sombras; era, en este sentido, estrictamente técnico. Al iniciar con la fotografía digital, las posibilidades se expandieron. La técnica se volvió una herramienta que le permitió acceder al procesamiento de la imagen, intervenirla y transformarla sin que esto significara poner en riesgo la condición fotográfica de la misma. Al poder manipularla, destacando o modificando por ejemplo los colores, Yolanda Andrade se involucra en un proceso creativo cercano a la plástica en donde el color, principalmente, adquiere más presencia y fuerza, pero además, al intervenir físicamente, la artista indaga, investiga, explora, experimenta y amplía las posibilidades expresivas.

 

El proceso de conocimiento de la ciudad es continuo porque ella es en sí inagotable. La fotógrafa artista entonces revela ante los demás el encanto y poesía de la imagen nocturna: la iluminación artificial –a veces con la presencia de la lluvia- que transforma los objetos, calles, letreros, edificios, muros, etc., que de día parecen inamovibles e inmutables pero a la luz nocturna se modifican, parecen cambiar de posición. Yolanda Andrade encuentra los ángulos precisos para  descubrir y develar ante los demás una nueva mirada, no sólo en la toma de la imagen en el instante que se vuelve único, sino en la intervención técnica que permite a la artista enfatizar y poner de relieve aquello que nos es tan común y cotidiano que se deja de ver; la fotógrafa entonces lo hace visible, lo sitúa en un contexto distinto y descubre otras realidades, revalorando y reanimando a la ciudad con su particular sensibilidad e inteligencia.

 

Yolanda Andrade nació en 1950 en Villahermosa, Tabasco. Entre 1976-1977 estudió en el Visual Studies Workshop, Rochester, en Nueva York. En 1977 comenzó como fotógrafa de foto fija para una compañía mexicana de producción cinematográfica, ha sido fotógrafa independiente para varias revistas y en Provenemex Editorial, S.A.

 

Ha realizado diversos proyectos fotográficos personales y continúa trabajando como fotógrafa independiente para proyectos editoriales y revistas. Desde 1993 enseña fotografía en distintos talleres y espacios, de 1991 a 1994 trabajó para el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes; en 1992 comenzó a enseñar fotografía en la Escuela de Fotografía Nacho López, en el Centro de la Imagen y en el Instituto Tecnológico de Monterrey, en la Ciudad de México, así como en varias otras ciudades del país.



Ha sido becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA, México) en 1993 y 1997, ambas por un periodo de tres años. En 1994 recibe la beca conmemorativa de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation para realizar su proyecto fotográfico sobre la Ciudad de México. En 2000 recibe una beca del FONCA para publicar un libro de fotografías sobre la Ciudad de México. En 2003 vuelve a ser becaria del FONCA para continuar trabajando en sus proyectos personales.



Ha participado en diferentes exposiciones tanto colectiva como individualmente en México, en Estados Unidos, Asia y Europa. Sus fotografías se encuentran en las colecciones de The Visual Studies Workshop, Rochester, NY, California Museum of Photography, Riverside, CA, Museum of Fine Arts, Houston, Texas, Southeast Museum of Photography and Southwestern and Mexican Photography (Southwest Texas State University), San Marcos, Texas, and Kiyosato Museum of Photographic Arts, Japón, entre otras. 

 

Autor/Redactor: Daniela Cuéllar
Editor: Manuel Zavala y Alonso

México, blanco y negro

 

 

Paisaje urbano, México

 

 

Otras ciudades

 

 

Pintura abierta, naturaleza muerta, objetos

 

 

París

 

 

Calcuta

 

 

 

 

 

Redes sociales