Fotógrafo 08,2016
(Agosto 2016)
Ana Casas Broda

 

Fecha: 2016-08-01

compartir en facebook  compartir en twitter


Portada de Álbum

 

Artes e Historia México presenta dos proyectos de la maestra Ana Casas Broda, la fotógrafa del mes de agosto: Álbum y Kinderwunsch. Ambos son un conjunto de imágenes fotográficas no intervenidas acompañadas de textos autobiográficos, a través de los cuales –imagen y texto- la autora narra episodios significativos de su vida y, al mismo tiempo, reflexiona sobre estos y su presente.

 

El objeto de un fotógrafo clásico suele ser la captura de una imagen fuera o –en cierto sentido- desvinculada de sí mismo. Ana Casas no busca producir una imagen única como la obra, su propuesta involucra un proceso complejo y rico. Las piezas son Álbum y Kinderwunsch, no es que las imágenes hayan sido trasladadas como lenguaje fotográfico a la página. El interés de la artista es que el libro sea la obra, que es el registro de todo el proceso, en el que está integrada la fotografía. Es, por lo tanto, una fotografía conceptual: el producto final es una suerte de accionismo o performance que, como toda obra conceptual, requiere de la presencia activa del espectador -en este caso el lector-; que éste sea capaz de involucrarse y, por lo tanto, de interpretar y reflexionar.

 

Ana Casas señala: “La foto es un medio que está muy ligado a la vida, es un cruzamiento entre la imagen mental en todo lo que significa, pero también las acciones, como una acción performática. La foto tiene el potencial de incidir en la realidad y eso le da una riqueza y naturaleza muy singular. Esa posibilidad de que las acciones que se desarrollan incidan en los vínculos y muchas esferas de la realidad que no se pueden o quieren nombrar, se vuelve un medio íntimamente ligado al recuerdo, a la imaginación y a otros varios aspectos que se detonan a partir de la construcción de imágenes.”

 

El transcurso de 1988 Ana Casas lo vivió en Viena, en la casa de su abuela, para comenzar Álbum, un proyecto realizado a lo largo de varios años y que inició con fotos que tenían una secuencia en el tiempo. Progresivamente Álbum se fue desarrollando a medida que cada imagen secundaba a otra, llevándola a trabajar en series.

 

Las imágenes de Álbum tienen tres orígenes: fotografías familiares, aquellas que fueron tomadas por la abuela de Ana Casas, y las capturadas por la propia autora, en distintas etapas. A través de todas estas narra su historia y, por ende, parte de la vida de su madre y de su abuela. En Álbum, Ana Casas regresa a los lugares de su infancia donde años atrás fue fotografiada de niña por su abuela, y se sitúa en los mismos escenarios, registrando o recuperando aquellos fragmentos de la vida, ya adulta, como volviendo sobre sus pasos para, de cierta manera, encontrarse o reencontrarse con su historia, pero también crea imágenes nuevas. Álbum es, en muchos sentidos, un viaje retrospectivo a la vez que de búsqueda personal.

 

Ana Casas estableció un vínculo con su abuela a través de la fotografía. Se fue construyendo y alimentando una historia y un lazo de amor y de reconocimiento mutuo por medio de las imágenes; éstas se hacían cada vez más intensas a medida que la relación entre ambas se estrechaba, y en el espacio de esa acción que sucedía frente a la cámara, Ana Casas podía transformar... Durante años, su abuela tomó fotografías de una manera simple y cotidiana, pero también era un proceso de reflexión y una forma de vincularse con el mundo, quizás de estar en él inserta, presente. Se retrataba a sí misma frente a un espejo en distintas etapas de su vida, fotografiaba su entorno y a su marido -que ya no estaba- cuando salía en la TV. Pero además, durante años capturó y registró la infancia de su nieta, Ana Casas. Este hecho tan significativo llevó a la artista a reflexionar acerca de cómo el fotografiar al otro implica un acto profundamente amoroso al poner atención en ese otro, lo cual fue muy importante para Casas Broda. Como si fuera un pacto sellar una alianza, la abuela le regaló su cámara.

 

Al revisar las imágenes finales de Álbum, da la impresión de que Ana Casas parece tener plena claridad y conciencia acerca de lo que buscaba. Retrata a su abuela en su proceso de envejecimiento. Una de las imágenes más inquietantes es el retrato, ambas desnudas, de Casas junto a su abuela, a quien ya le habían extirpado los dos senos. Resta decir que es una imagen fuerte y conmovedora; es el registro de la presencia física, corpórea de lo que somos y la constante y paulatina transformación que cada ser vive, pero es a la vez un acto de reconocimiento, de fortaleza, de valentía y de amor profundo.

 

¿Por qué lo autobiográfico? Hacer una afirmación o referirse al otro no es un acto sencillo, la forma de abordarlo es a través de una narración.  Pero, al mismo tiempo, lo autobiográfico provoca muchos complejos porque se pone en duda cuando la narración se realiza a través del lenguaje fotográfico, porque hay un referente real, entonces se asume que no hay una narrativa detrás, cosa que no sucede con la literatura. En ésta, hay sí hay un reconocimiento en la autobiografía como lenguaje. Ana Casas aborda ciertos temas del arte valiéndose de su propia historia narrada.

 

Reconocer esa transformación es que “en algún punto te conviertes en el personaje, es un desdoblamiento, una manera de observarte, ´soy yo y no soy yo´”. Con Kinderwunsch, por ejemplo, incomoda porque lo aborda en forma directa y descarnada y porque la reflexión no solamente es en relación a la maternidad sino también sobre el cuerpo y el deseo. Al tener un segundo hijo decidió registrar todo el proceso. Las acciones performáticas están registradas y puede provocar molestia porque hay una cierta ambigüedad en las fotos en que aparece con sus hijos quienes intervienen su cuerpo (que es una reflexión sobre nuestros hijos y los que fuimos; la maternidad, la transformación del cuerpo y la cierta enajenación del mismo). Es un acto de reflexión, aunque también hay un acto de provocación.

 

En la obra Kinderwunsch las imágenes son inquietantes porque dan la sensación de tener una cierta violencia oculta, contenida. La madre desnuda - la artista-,  aparece en distintos juegos con sus hijos pequeños. Su cuerpo expuesto es untado con crema, jabón, plastilina, pintado con crayolas o  cubierto de papel. Esto plantea una reflexión acerca del cuerpo materno como el escenario y espacio de experimentación de los niños, y crudamente, la sensación de que ese cuerpo ya no le pertenece. En otras fotografías, aparece la madre en el ritual del baño de sus hijos o amamantándolos. Pero ¿por qué son tan inquietantes? Técnicamente, la iluminación está enfocada únicamente en los tres cuerpos, el resto es oscuridad, o apenas se vislumbra una tonalidad homogénea azulada; es decir, el escenario no es un alegre e iluminado cuarto de los niños mientras suceden los juegos de los hijos con su madre. En otras fotos aparece desnuda amamantando a su hijo que ya no es un bebé, mientras su mirada apunta hacia la cámara. En  Kinderwunsch devela otra experiencia –más real y profunda- de lo que implica la maternidad, más allá del amor incondicional y profundo hacia los hijos, sino en relación al propio cuerpo que de cierta manera deja de pertenecerle y el cual, la madre como individuo, queda expuesto y deja una parte de sí misma. Pero simultáneamente, en los hijos encuentra su propia infancia.

 

Ana Casas revela con una franqueza que puede ser desconcertante lo que otros no se atreven a decir. A lo largo de Álbum y de Kinderwunsch la artista se desmenuza a sí misma con una franqueza brutal y conmovedora, exponiendo este proceso de comprensión de la transformación y búsqueda que todos vivimos como un gesto profundo de amor y autoconciencia y asumir “esta soy yo ahora, fui y seré también otra”.

 

En ambas obras, Ana Casas no se retrata  dentro de los esquemas de cómo debe ser la belleza femenina, la cámara no es una herramienta para capturar imágenes provocadas o deliberadamente bellas; no busca sus mejores ángulos, la carne juvenil y fresca, el perfil perfecto, sino de reconocimiento agudo, análisis, reflexión y cuestionamiento sobre sí misma a través del proceso de cambio de su cuerpo, la evidencia física visible de las transformaciones. Pero al ser su propio cuerpo el objeto se vuelve también un motivo para referirse a los otros y a los temas que le interesa desarrollar.

http://www.anacasasbroda.com

 

 Nacida en Granada, España, en 1965, de madre austriaca y padre español, pasó sus primeros años entre estos países. En 1974 vino con su madre a vivir a México D.F.. Estudió fotografía, pintura e historia, dedicándose a la fotografía desde 1983. Entre 1989 y 1993 vive en Viena y Madrid. Vuelve a México en 1993, hasta la muerte de su abuela en el 2002 pasa largas temporadas cuidándola en Viena.

 

Trabajó por 14 años en el proyecto Álbum, primero en la serie de imágenes con su abuela y posteriormente en el desarrollo del libro y la exposición incluyendo textos, diarios, imágenes de sus antepasados, de su abuela, audios, videos, etc. En el año 2000 la editorial española Mestizo publicó el libro Álbum, que después se presentó en forma de exposición en México y España. A partir de 1991 ha realizado exposiciones individuales en España, Austria, Alemania y México, así como exposiciones colectivas en varios países. Ha sido acreedora a varios reconocimientos y apoyos en México y Austria. Desde 2008 hasta el 2011 contó con el Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA para el desarrollo de su proyecto Kinderwunsch.

 

Además del desarrollo de su obra, desde 1990 se ha dedicado a la organización de actividades sobre fotografía, tales como programas de estudios, seminarios, talleres, encuentros, conferencias, etc. En el año 1994 fundó el área de talleres del Centro de la Imagen, que estuvo bajo su coordinación hasta el año 2008, construyendo un programa con más de trescientos talleres al año para todos los niveles de aprendizaje, desde iniciación a la fotografía hasta seminarios de especialización en diversos campos. Desde el año 2002 hasta el 2006 fue coordinadora de FotoGuanajuato, iniciativa del Instituto de Cultura de Guanajuato y el Centro de la Imagen, que incluyó la realización anual de un programa de estudios de fotografía, el Programa Integral, y cada dos años del encuentro FotoGuanajuato, en el que se llevaron a cabo mesas redondas, exposiciones, revisión de portafolios, talleres, entre otras actividades.

 

Desde el año 2007 trabaja como coordinadora y tutora del Seminario de Fotografía Contemporánea del Centro de la Imagen, en colaboración con otros asesores como Gerardo Montiel Klint, Agustín Estrada, Beatriz Novaro, entre otros. Actualmente el seminario se realiza en colaboración con el Centro de las Artes de Oaxaca. 

 

En el 2003 nació su primer hijo Martín, y en el 2008 Lucio.

 

Trabajó en el proyecto Kinderwunsch desde el 2006 hasta 2013. En 2013 Kinderwunsch fue publicado como libro, en el que imágenes y textos construyen una narración, por la editorial La Fábrica en coedición con Fundación Televisa, Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales, FONCA, Bundesministerium für Unterricht und Kunst de Austria e Hydra, México. El libro fue publicado en español, inglés y alemán. En mayo 2014 el libro Kinderwunsch recibió el segundo premio al libro mejor editados del 2013 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en España.

 

Del 1 de junio al 30 de agosto Kinderwunsch se presenta como exposición individual en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes  en el festival PHotoEspaña 2015, Madrid, España.

 

En 2012 funda el proyecto Hydra con Gabriela González Reyes y Gerardo Montiel Klint, una plataforma para generar proyectos relacionados con el medio de la fotografía.  www.lahydra.com

 

Con Hydra realiza la edición y curaduría del libro y exposición "Develar y detonar. Fotografía en México ca. 2015", publicado en por el Centro de la Imagen y la editorial RM, y producido como exposición por Fundación Televisa y presentado en el festival PHotoEspaña en Centro Centro Cibeles del 2 de junio al 30 de agosto 2015. En junio 2015 Ana Casas participa como miembro del jurado de los Premiso PHotoEspaña al mejor libro de fotografía del año y es invitada a ser parte del comité asesor de publicaciones de la editorial La Fábrica, España.

 

ARCHIVO PDF
http://www.artesehistoria.mx/pdf/INTRODUCCION-SOBRE-ALBUM-CUAUHTEMOC-MEDINA.pdf

 

Autor/Redactor: Daniela Cuéllar
Editor: Manuel Zavala Alonso

Álbum

 

 

Estudio

 

 

Exposiciones

 

 

Kinderwunsch

 

 

 

Publicaciones

 

 

 

 

 

 

 

Videos













 

Redes sociales