Noticiario

Venimos a ver a nuestros amigos ganar, un recorrido histórico en la pasividad genética de la discriminación

 

compartir en facebook  compartir en twitter

<i>Venimos a ver a nuestros amigos ganar</i>, un recorrido histórico en la pasividad genética de la discriminación
Foto: cortesía INBA

 

Hasta el 9 de mayo en el Teatro El Granero, Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque

Creación y dirección de David Jiménez Sánchez; cuenta  con la participación de Aldo González y Raúl Villegas

Una historia detrás del emblemático saludo Black Power en las olimpiadas de 1968, así como una crítica a los procesos de discriminación, son los detonantes principales para la creación de la obra Venimos a ver a nuestros amigos ganar, que podrá disfrutarse hasta el 9 de mayo en el Teatro El Granero, Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque, los lunes y martes a las 20:00.

Esta puesta en escena es el resultado de los estudios realizados por David Jiménez Sánchez en la Universidad Emory, de Atlanta, en 2012, donde recabó datos en los estados de Georgia, Alabama y Washington D. C.

En 1955, una mujer negra fue encarcelada por negarse a ceder su asiento a un pasajero blanco. En 1968, un corredor blanco fue borrado del atletismo mundial por apoyar la protesta contra el racismo. En México, tener desnutrición sugiere un veredicto atávico. Dos hombres buscan el gen de la agresividad. Venimos a ver a nuestros amigos ganar es un breve recorrido histórico en la pasividad genética de la discriminación.

“Apostamos que cada escena de la obra contenga un universo en sí misma para que al recorrer la pieza completa, el público asista a un catálogo de manipulaciones sobre los componentes escénicos: cuadros, escenas donde la actoralidad, la luz y el espacio estén en continuo movimiento y derive, idealmente, en que el espectador haya disfrutado de la misma forma que nosotros al diseñar este proyecto”, comentó en entrevista David Jiménez Sánchez, escritor y director del montaje.

La puesta en escena se construye con varios ejes escénicos. El modelo realista de algunas escenas, contrapunteando con el tono espectacular de un musical, obliga al trabajo constante del actor al mismo tiempo que propone un vínculo potente con el espectador.

“Durante el montaje de nuestros proyectos existe una continua retroalimentación tanto con los creativos como con los actores. Desde la dirección se enuncian una serie de directrices en cada cuadro para después, al ser modulado por los creadores, encontrar formas de habitar rítmica y tonalmente la puesta en escena”, mencionó.

El dispositivo escénico de Venimos a ver a nuestros amigos ganar permite que ocurran intervenciones musicales germinadas en géneros musicales como el blues, el folk y la americana. Para ello cuenta con la participación de Jorge Escandón y Eduardo Villegas.

“Las líneas estéticas de exploración, así como los sistemas de trabajo convergen en un amplio entendimiento. Esperamos que al abrir el diálogo sensible con el espectador encontremos resonancia en los temas y, de especial interés para nosotros, la forma en que son expuestos”, finalizó.

Para más información se puede consultar el sitio web de la Coordinación Nacional de Teatro: www.teatro.bellasartes.gob.mx y sus redes sociales: Gente de Teatro en Facebook, @Gente_de_Teatro en Twitter y @gentedeteatro en Instagram.

 

 

 

Autor/Redactor: Prensa INBA
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales