Noticiario

INAH y Ayuntamiento de Álamos, Sonora, firman convenio para protección de monumentos históricos

 

compartir en facebook  compartir en twitter

INAH y Ayuntamiento de Álamos, Sonora, firman convenio para protección de monumentos históricos
Foto: Zona de Monumentos Históricos de Álamos. Foto: Manuel Curiel, INAH.

 

*** El documento signado en el Museo Costumbrista de Sonora busca preservar la Zona de Monumentos Históricos de Álamos, decretada en el 2000

*** Se establecerá la Ventanilla Única de Atención para recibir solicitudes y agilizar trámites relacionados con obra pública y particular dentro del área protegida

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Ayuntamiento de Álamos, Sonora, firmaron un convenio de colaboración para llevar a cabo acciones que contribuyan a la protección, conservación, restauración, recuperación y difusión del patrimonio cultural arqueológico e histórico localizado en esta ciudad norteña, la cual el 23 de noviembre de 2000 recibió la declaratoria de Zona de Monumentos Históricos por el gobierno federal.

         El convenio fue signado esta mañana en el Museo Costumbrista de Sonora, por el coordinador nacional de Centros INAH, José María Muñoz Bonilla, y el presidente municipal de Álamos, Axel Omar Salas Hernández.

Estuvieron presentes, por el INAH, Arturo Balandrano Campos, coordinador nacional de Monumentos Históricos; Adriana Konzevik, coordinadora nacional de Difusión, y el director del Centro INAH-Sonora, José Luis Perea; por el Ayuntamiento, el síndico procurador de Álamos, Rosa Margarita Peña Gutiérrez, y el director de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Rural de Álamos, Martín Manuel Robles Nieblas, así como Mario Welfo Álvarez Beltrán, director del Instituto Sonorense de Cultura.

         Con la firma del convenio, el INAH y el gobierno municipal establecen el compromiso de sumar esfuerzos, recursos y capacidades en el ámbito de sus respectivas competencias y de conformidad con la normatividad vigente, para preservar la Zona de Monumentos Históricos de Álamos, e impulsar acciones dirigidas a la sociedad civil para el conocimiento y disfrute de esta riqueza cultural.

Para tal efecto, el INAH y el Ayuntamiento convienen establecer un mecanismo de coordinación que permita realizar con eficiencia todo tipo de trámite administrativo relacionado con la expedición de autorizaciones y/o licencias de proyectos, obras, anuncios, avisos, carteles, templetes, antenas, instalaciones diversas o cualquier otra de carácter provisional o permanente en la Zona de Monumentos Históricos e inmuebles colindantes a éstos.

En este sentido destaca el establecimiento de la Ventanilla Única de Atención, cuya finalidad es recibir las solicitudes y agilizar los trámites relacionados con obra pública y particular que pretenda realizarse dentro del área protegida, la cual abarca 0.62 kilómetros, considerando 59 manzanas con 188 edificios de valor histórico, construidos entre los siglos XVII al XIX, en los que se combinan diversas manifestaciones propias de cada etapa histórica.

José Muñoz Bonilla destacó la importancia de que los tres niveles de gobierno y la sociedad civil sumen esfuerzos para la conservación del patrimonio cultural, tarea que debe ser responsabilidad compartida, porque no es propiedad de una institución o de un nivel de gobierno, es propiedad de todos los mexicanos.

Asimismo expresó que el INAH desde su origen se ha propuesto estar cerca de la ciudadanía, atender con mayor calidad sus solicitudes y velar en todo momento por la conservación y protección del patrimonio histórico, cultural tangible e intangible de la nación, por esta razón es de relevancia poner en funcionamiento la Ventanilla Única de Atención, cuya apertura en Álamos constituirá el punto de contacto entre el instituto y sus usuarios; es en donde se dará cumplimiento de manera continua, eficaz y eficiente a todas sus solicitudes.

Anunció que la ciudad de Álamos se sumará a la colección “Patrimonio, Zona de Monumentos Históricos”,  que el INAH edita con el propósito de divulgar la historia y el valor del patrimonio cultural material e inmaterial de las zonas con declaratoria federal de Monumentos Históricos; dijo que generar publicaciones que difundan el legado cultural indudablemente impacta en la conservación y preservación del mismo. Ahora, este libro en preparación contribuirá a divulgar de manera ágil y atractiva el rico patrimonio cultural de esta bella ciudad.

Las solicitudes recibidas en la Ventanilla Única serán examinadas por especialistas del INAH y el Ayuntamiento, a fin de emitir dictámenes o asesoría a los solicitantes y, en casos especiales, se establecerá un órgano colegiado de consulta que estudie y recomiende sobre la respuesta a las solicitudes. Únicamente en materia de consulta, podrán ser invitadas instituciones públicas o privadas y recurrir a instancias de apoyo, como colegios de arquitectos y de ingenieros civiles, universidades e institutos de educación superior, patronatos, asociaciones vecinales y cualquier otro cuya opinión se considere conveniente.

Álamos fue fundada en la octava década del siglo XVII con el nombre de Real de los Frailes, como resultado del descubrimiento de algunos yacimientos argentíferos. Fue sede del Obispado de Sonora, fundado en 1779 con jurisdicción sobre Sonora, Sinaloa y las Californias.

Durante el virreinato llegó a ser la ciudad más importante del noroeste por sus grandes dimensiones y prosperidad, convirtiéndose en un foco de cultura y riqueza de la región. En 1828, ahí se establecieron los poderes civiles del Estado de Occidente, convirtiéndose en la capital del mismo. Dada la relevancia de las características históricas y arquitectónicas de Álamos, en el año 2000 se declaró Zona de Monumentos Históricos por decreto presidencial.

De acuerdo con el convenio signado, el INAH y el ayuntamiento buscarán consenso en todas las solicitudes, bajo un mismo criterio que beneficie la conservación del patrimonio cultural. En los casos de obras y anuncios en los que se violen las disposiciones aplicables de conformidad con las leyes y reglamentos federales, estatales y/o municipales en la materia, las inspecciones, suspensiones y clausuras se llevarán a cabo de manera coordinada entre ambos, conforme a sus respectivas competencias.

Asimismo, el INAH y el Ayuntamiento de Álamos establecerán mecanismos de capacitación a sus inspectores de obra, asesores y personal de ventanilla para que éstos empleen criterios similares en la asesoría para integración de expedientes, así como en las inspecciones y evaluaciones de obra que ameriten clausura. También participarán en campañas de difusión y orientación para dar a conocer el funcionamiento de la Ventanilla Única de Atención.

A la fecha, Álamos es el único municipio de los 62 que conforman Sonora, que cuenta con la declaratoria federal, lo cual genera un impulso y puesta en valor del patrimonio arquitectónico, hoy destinado al culto religioso, uso educativo, institucional, militar y civil.

Su riqueza patrimonial se extiende a los ámbitos arqueológico, natural  e inmaterial, que se conjugan en sus espacios, traza urbana y tradiciones, para dar fe del valor excepcional de la historia social, política y artística de esta parte del norte de México. 

 

 

Autor/Redactor: Dirección de Medios INAH
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales