Semanario

El Festival del Centro Histórico 2017 cierra sus actividades celebrando el centenario de Dámaso Pérez Prado

 

Fecha: 2017-04-17

compartir en facebook  compartir en twitter

El Festival del Centro Histórico 2017 cierra sus actividades celebrando el centenario de Dámaso Pérez Prado

Foto: Homenaje a Pérez Prado, cortesía Prensa Secretaría de Cultura GCDMX

 

“Nos vemos el año que viene aquí en nuestra plaza, en nuestro templo mayor; queremos una ciudad sin muros, un mundo sin muros, una ciudad en paz y de fiesta”, convocó Eduardo Vázquez Martín

 

“Todo es posible cuando uno se lo propone (…); si uno quiere hacer música, si uno quiere tocar, puede hacerlo y estos muchachos lo acaban de demostrar con sus instrumentos. Es un mensaje que va mucho más allá de las palabras, el vivir el arte”, dijo el director artístico Ariel Hinojosa

 

“Mambo del Politécnico”, “Rico mambo”, “Mambo #5”, “Caballo negro”, entre otros temas, destacaron en la velada musical dedicada al Rey del Mambo, Dámaso Pérez Prado

 

El 33er Festival del Centro Histórico clausuró las actividades de su edición 2017 con un emotivo homenaje al reconocido compositor cubano Dámaso Pérez Prado a cien años de su nacimiento y en donde la Orquesta Filarmónica Juvenil “Armando Zayas” de la Ciudad de México y la Orquesta Los Reyes del Mambo, junto a grandes directores como Ariel Hinojosa, Juan Ramón Corona, Jorge Barradas y Héctor Infanzón deleitaron a cientos de asistentes con su contagioso y sabroso mambo en honor a caraefoca.

 

La última jornada del Festival arrancó cuando los integrantes de la Orquesta Filarmónica Juvenil “Armando Zayas” de la Ciudad de México, dirigida por Ariel Hinojosa, tomaron el escenario junto al talentoso pianista y compositor Héctor Infanzón para reimaginar temas de Pérez Prado, mezclándolos con sonoridades orquestales y de jazz.

 

“Suite rumbera” fue la primera en sonar con sus sutiles notas jazzísticas que sirvieron de introducción al mundo de Pérez Prado; el infaltable “Mambo del Politécnico”, número en donde los ejecutantes de la orquesta movieron sus instrumentos a la par del ritmo animando aún más el ambiente, y un sensacional popurrí dedicado al fallecido Eugenio Toussaint, abrieron la entonces tímida pista de baile en la plancha del Zócalo, suscitando aplausos y gritos mientras Juan Ramón Corona y Jorge Barradas, directores invitados, hacían lo propio con la orquesta.

 

“Fue una emoción grandísima estar al frente de estos muchachos, por lo significativo de que a ellos se les dé el reconocimiento por parte de su propia ciudad y que puedan expresarse a través del medio que a ellos más les gusta, que es la música”, señaló Ariel Hinojosa, Director Artístico de la Orquesta Filarmónica “Armando Zayas” de la Ciudad de México, sobre la importancia de un programa como lo es el de Orquesta y Coros Juveniles de la Ciudad de México, que tiene como objetivo principal la integración de los jóvenes a los terrenos artísticos y musicales.

 

“Todo es posible cuando uno se lo propone, cuando uno realmente tiene alma de artista; si uno quiere hacer música, si uno quiere tocar, cualquiera puede hacerlo y estos muchachos lo acaban de demostrar con sus instrumentos. Es un mensaje que va mucho más allá de las palabras, el vivir el arte”, aseguró Hinojosa sobre el mensaje que la orquesta quiere hacer llegar a los jóvenes artistas.

 

La segunda parte del show inició pasadas las 19:00 horas, luego de una cálida retrospectiva en la que se retrataron los andares biográficos del cubano, así como su paso por el celuloide con un total de 56 películas, la Orquesta Los Reyes del Mambo y su director Mario Cárdenas subieron al escenario de la Plaza de la Constitución para armar un rico mambo junto a un público de todas las edades que deseaba bailar los grandes éxitos de quien fue conocido también como caraefoca, apodo que le fue concedido por el también compositor Beny Moré durante los años cuarenta del siglo pasado.

 

Recuerdos de tiempos pasados comenzaron a fluir con los primeros acordes y ritmos de “Mambo # 5”, que de inmediato cautivaron a los asistentes con su poderosa sabrosura; “La niña popof”, “La chula linda”, “Mambo a la Kenton” y “Mambo del ruletero” sonaron sucesivamente y el público de la tercera edad no paraba de bailar con los ritmos que revolucionaron las pistas de baile a nivel mundial gracias a la candela que Pérez Prado infundió en sus ahora inmortales composiciones.

 

El México dorado de los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo se hizo presente en la plancha del Zócalo capitalino al sonar las emblemáticas “Mambo del Politécnico”, “Patricia”, “Norma la de Guadalajara” y “Cerezo rosa”, trayendo de vuelta ese México de grandes espectáculos. Luego, “Como fue”, original de Beny Moré, y “Tu voz”, de Celia Cruz, revivieron por un momento a sus intérpretes a través de Los Reyes del Mambo.

 

“Mambo Lupita”, “Mambo en sax” y “Caballo negro”, continuaron con los festejos por el centenario del “Rey del Mambo” y en el Zócalo sólo importaba bailar y celebrar a Pérez Prado. La climática velada musical llegaba a su fin con la armonía y sabrosura de “Concierto en bongo”, “Rico mambo” y “Mambo # 8”, que cerraron con broche de oro la programación de la edición 2017 del Festival del Centro Histórico.

 

Al concluir la celebración por el centenario del “Rey del Mambo”, Dámaso Pérez Prado, todos los artistas en escena se congregaron con el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, para dar por concluida la 33er edición del Festival del Centro Histórico.

 

“Nos vemos el año que viene aquí en nuestra plaza, en nuestro templo mayor; queremos una ciudad sin muros, un mundo sin muros, una ciudad en paz y de fiesta”, convocó Vázquez Martín al público presente.

 

La cartelera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está disponible en http://www.cultura.cdmx.gob.mx/, y en redes sociales a través de @CulturaCDMX, con los hashtags #SomosCultura y #SoyCultura.

Autor/Redactor:Prensa Secretaría de Cultura CDMX
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales