Semanario

TCUNAM presenta El lago de los cisnes con entrada libre

 

Fecha: 2017-04-20

compartir en facebook  compartir en twitter

TCUNAM presenta <i>El lago de los cisnes</i> con entrada libre

Foto: cortesía TCUNAM

 

Viernes 21 de abril, Teatro Arq. Carlos Lazo, 12:30 horas, entrada libre al público en general

Domingo 23 de abril, sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, a las 12:30 horas, entrada libre al público en general

El Taller Coreográfico de la UNAM reunirá música, poesía y movimiento con la puesta en escena de "El lago de los cisnes", uno de los ballets más significativos del repertorio dancístico a nivel mundial, en la versión original de Gloria Contreras (1934-2015) y "El abandono", danza en la que convergen la música del compositor mexicano Leonardo Velázquez (1935-2004) y la poesía de Roberto López Moreno, quien ha sido invitado por la compañía y se encontrará presente en las funciones para sostener una charla con el público asistente.

Las presentaciones tendrán lugar el viernes 21 de abril, a las 12:30 horas, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo, anexo a la Facultad de Arquitectura (Circuito escolar s/n, C.U.), ENTRADA LIBRE; y domingo 23 de abril, en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.), a las 12:30 horas, ENTRADA LIBRE.

El programa dará inicio con "El Abandono", basada en la poesía del chiapaneco Roberto López Moreno y la música para percusiones y voz del compositor oaxaqueño Leonardo Velázquez (1935-2004), ambas obras fueron creadas ex profeso para la realización de esta danza. En ella, Gloria Contreras habla de cómo Dios creó a los dioses del agua y de la tierra, y que de su relación íntima nació la humanidad, así como su posterior abandono.

Cabe mencionar que "El Abandono" fue creado originalmente para participar en el Premio Onassis a la Mejor Música Original Compuesta para Danza y Mejor Coreografía Original, convocado por la Alexanders S. Onassi Public Benefit Foundation, en 1999.

Por otra parte, el poeta, narrador y ensayista Roberto López Moreno, Premio de Cuento Tomás Martinez, Premio de Poesía Rodolfo Figueroa, Premio del Concurso de Poesía Infantil "La edad de oro" en Cuba, entre otros, fue invitado por la compañía para compartir con el público asistente la experiencia de haber trabajado al lado de Gloria Contreras y el compositor Leonardo Velázquez en la realización de esta pieza.

"El Lago de los Cisnes" fue el primero de los tres ballets que escribió el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893), originalmente encargado por la Ópera de Moscú. Su primera presentación tuvo lugar en el Teatro Bolshói con la coreografía de Julius Reisinger, el 4 de marzo de 1877. Sin embargo no fue sino hasta el 15 de enero de 1895, con la nueva coreografía de Marius Petipa y de Lev Ivanov que esta obra logró gran éxito en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo.

En el argumento original, el príncipe Sigfrido deberá elegir esposa y aún no ha encontrado el amor. Sus amigos lo invitan a cazar en el bosque, cerca del lago. Allí conoce a Odette y se enamoran. Ella le cuenta cómo el mago Rothbart la convirtió en cisne y que romperá el hechizo quien le jure amor eterno. Entonces, aparece el hechicero para impedirlo pero Sigfrido logra pedirle a su amada que asista al baile. Durante la fiesta, llegan Rothbart y su hija Odille, disfrazados. El príncipe, hechizado por el mago, creyendo que Odille es su amada la elige por esposa. Es entonces cuando el mago revela su malvado plan. Sigfrido corre al lago para reparar su error. Allí, junto a Odette, lucha en vano contra el malvado hechicero pues el maleficio no puede ser deshecho.

Gloria Contreras, como repositora, coreógrafa y responsable de las piezas más importantes del repertorio del Taller Coreográfico de la UNAM, emprendió un cuidadoso trabajo con la coreografía, el estilo y la dramaturgia de su propia versión de "El lago de los cisnes",  para la cual retomó los elementos reconocidos como originales y siguió un riguroso criterio para fijar el estilo de este ballet, además de subrayar la coherencia narrativa de la trama.

Su ballet fue concebido con el propósito de recrear el espíritu del cisne que es capaz de atravesar continentes volando a más de 50 kilómetros por hora. En lugar de las tradicionales posiciones estáticas y líneas convencionales del ballet clásico, todos los bailarines entran en movimiento y los cuerpos conciben formaciones inspiradas en los patrones de vuelo de ésta fascinante ave migratoria.

En cuanto al triángulo amoroso: Sigfrido, Odette y Odille, la coreógrafa quiso comunicar la pasión, celos, tristeza y odio de cada personaje a través de movimientos, lejos de proponer un torneo de virtuosismo su principal objetivo fue transmitir el drama que cada uno de ellos vive en carne propia. En “El lago de los cisnes” tradicional Odette y Odille, Cisne blanco y Cisne negro,  respectivamente, son interpretadas por una misma bailarina, en la versión de Contreras, serán dos bailarinas distintas, lo cual da lugar a un enfrentamiento frontal y lleno de dramatismo. 

Autor/Redactor:Taller Coreográfico de la UNAM
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales