Semanario

Inauguran la muestra Rufino Tamayo, éxtasis del color en el Museo de Arte Moderno

 

Fecha: 2017-06-13

compartir en facebook  compartir en twitter

Inauguran la muestra Rufino Tamayo, éxtasis del color  en el Museo de Arte Moderno

Foto: www.museoartemoderno.com

 

Retrospectiva que da cuenta de la experimentación, el dinamismo y la búsqueda del artista oaxaqueño

 

Está integrada por 50 obras realizadas en diferentes técnicas: 45 pinturas al óleo, pastel y gouache; cuatro dibujos en grafito, carbón y sanguina, y una mixografía

 

El universo pictórico de uno de los principales exponentes del arte en nuestro país puede ser apreciado de nueva cuenta en el Museo de Arte Moderno (MAM), en Rufino Tamayo, éxtasis del color, retrospectiva del artista oaxaqueño inaugurada el mediodía del sábado 10 de junio en el recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

 

Rufino Tamayo, éxtasis del color da cuenta de la experimentación, el dinamismo y la búsqueda del creador a través de 50 obras pertenecientes al acervo del MAM, el Museo Tamayo Arte Contemporáneo y colecciones particulares.

 

En la ceremonia inaugural, la titular del INBA, Lidia Camacho, indicó que, desde su apertura en 1964, el MAM ha estado íntimamente ligado a la figura de Tamayo y que esta es la tercera vez que alberga una exposición suya.

 

Señaló que el artista destinó sus esfuerzos a transmitir, por medio de extraordinarias combinaciones de color, una síntesis de la simbología indígena y los experimentos abstractos, con un lenguaje visual que renovó la plástica de su tiempo.

 

Éxtasis del color nos presenta al Tamayo que siempre ha estado y estará en el pensamiento de sus seguidores, así como sus obras maestras, entre ellas Músicas dormidas de 1950 o el Retrato de Olga de 1964”.

 

Como escribió Xavier Villaurrutia –agregó–, pocos pintores mexicanos modernos pueden ufanarse de haber logrado, en la medida en la que lo ha logrado Rufino Tamayo, fundir el azul, el dibujo, el color y la materia, al punto de lograr un objeto plástico con una vida y un destino independientes de su creador.

 

Finalmente, refirió que esta es una gran oportunidad para que las nuevas generaciones se acerquen y conozcan su trabajo.

 

Al respecto, la directora del recinto y curadora de la muestra, Sylvia Navarrete, comentó que la exposición busca acercar nuevamente al público a la obra de Tamayo, después de 41 años de no tener una gran exposición del artista en este museo.

 

Añadió que se trata de una retrospectiva que nos permite transitar las vías que exploró Tamayo para llegar a ese lenguaje tan singular de su madurez, y que está dirigida principalmente a los jóvenes, para volverlos a acercar a un pintor canónico pero de espíritu experimental.

 

Asimismo, agradeció el apoyo institucional y a todo el equipo del recinto, así como a los coleccionistas, patrocinadores y colaboradores, sin los cuales no hubiera sido posible esta muestra.

 

La exhibición, cuya curaduría contó con la asesoría del especialista Juan Carlos Pereda y de la Fundación Olga y Rufino Tamayo, está dividida en tres núcleos temáticos: En busca del arquetipo, De México al Cosmos y Por una geometría del espacio, apartados que integran34 piezas del acervo del MAM, 13 provenientes de colecciones particulares y tres de la colección del Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

 

El público podrá disfrutar de obras realizadas en diferentes técnicas: 45 pinturas al óleo, pastel y gouache; cuatro dibujos en grafito, carbón y sanguina, y una mixografía.

 

Rufino Tamayo, éxtasis del color permanecerá abierta al público en el MAM hasta el 27 de agosto, para luego ser exhibida en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, como parte de los festejos por su 25 aniversario.

Autor/Redactor:Prensa INBA
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales