Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

El textil mexicano tradicional

Arte Plumario


Kuts', pavo de monte o guajolote ocelado
Foto: Patricio Robles Gil/Sierra Madre para Arqueología Mexicana, No.28.
 

Las plumas de aves exóticas eran un elemento muy importante con el cual las culturas prehispánicas adornaban sus vestimentas y elaboraban hermosos tocados; además, las utilizaban para recubrir las paredes de sus templos y palacios. 

El uso frecuente de las plumas en el atavío se dió en los períodos clásicos teotihuacano, zapoteca y maya del antiguo imperio. La técnica del mosaico utilizada para formar dibujos, consistía en pegar las plumas con resina sobre un papel vegetal o bien, entrelazarlas hasta conformar prendas multicolores, de gran tamaño y belleza.

En un principio más que tener un fin estético, el arte plumario estaba vinculado con el culto religioso y para señalar las diferencias sociales entre los grupos, ya que sólo las clases dominantes como reyes, nobles, guerreros y sacerdotes se permitían utilizar ricas prendas de algodón cubiertas de plumas preciosas. Más tarde este arte sirvió para revestir las paredes de templos y palacios con cuadros y tapices, los que eran elaborados por artistas indígenas muy apreciados en su sociedad.

De acuerdo con el estudio realizado por Fernando Benítez en su obra La ruta de Hernán Cortés, "...el náhuatl, como antes el teotihuacano y el maya, ama con frenesí los plumajes, los colores brillantes y los tocados barrocos".

Las plumas del Quetzal (ave trepadora de plumaje suave y color verde y rojo, propia de la América tropical), al parecer las más preciadas y las de infinidad de pájaros tropicales que existían en ese entonces, eran la materia prima que constituía el arte plumario. 

Actualmente grupos indígenas como los Tzotziles en Chiapas conservan esta costumbre, aunque las plumas que utilizan ahora, son de guajolote o bien de pavorreal.

 


Dioses tradicionales mexicanos.
Foto: Painting the Conquest, The Mexican Indians and the European Ranaissence, Serge Gruzinski.

 

 

Redes sociales