Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

El textil mexicano tradicional

Prendas para fiestas y ocasiones especiales


Sociedad y cultura: Los
ciclos de la fiesta.
Foto: Carlos Hahn para
México: Diversidad de
culturas
, CEMEX.


Las fiestas y ceremonias que realizan actualmente en México los grupos étnicos, campesinos, obreros, artesanos, pescadores y los habitantes de los antiguos barrios urbanos, son consideradas no sólo como prácticas religiosas y mecanismos económicos, sino también como obras de arte en las que se reproducen momentos mágicos y mitológicos que unen las raíces prehispánicas con la influencia cultural y religiosa de la Conquista española.

En la época actual se celebran en México más de 5,000 fiestas anuales, las cuales no son iguales año con año; ni tampoco son las mismas en las diversas comunidades que habitan el país. Sin embargo, todas ellas pueden clasificarse por su origen y función, dentro de los siguientes cuatro grupos: el primero, los que celebran las fiestas que se ligan al antiguo calendario agrícola que se ha adaptado a determinados ciclos festivos de la iglesia católica; el segundo, se refiere a las fiestas patronales en las cuales se venera al santo o virgen que protege a un barrio, gremio, oficio o pueblo; el tercero, corresponde a los santuarios procesionales, que unen rasgos de la cultura prehispánica con la religión católica; y por último, el grupo que abarca las fiestas familiares como el bautizmo, la comunión, el matrimonio y la muerte.

Las ceremonias, fiestas y danzas que los diferentes grupos acostumbran, se realizan con indumentarias, adornos, sombreros, máscaras y objetos diferentes, cargados de simbolismos muy importantes para la gente que los porta o bien, para las figuras a las que invisten (como santos o vírgenes), además de ser prendas que por su belleza y manufactura merecen una especial mención.

Debido a la gran variedad de fiestas que se realizan en México, es difícil intentar abarcarlas todas y describir los atuendos que se utilizan en cada una de ellas, por lo que a continuación se presentan sólo algunos ejemplos de esta indumentaria ceremonial y de su importancia dentro de los grupos étnicos actuales.

En Santo Tomás Ocotepec, Oaxaca las mujeres visten con dos huipiles, uno de lana, que utilizan la mayor parte del año y otro de algodón, que portan sólo durante las épocas de calor y que generalmente reservan para las fiestas. Así mismo, las chinantecas de Ojitlán, en el mismo estado, poseen dos huipiles, uno rojo que utilizan para el día de su boda u otras fiestas y otro blanco, que llevan para el uso diario.

También en San Pedro Coyutla, Veracruz, la indumentaria que llevan tanto hombres como mujeres el día de su boda es muy particular. El quechquémitl que viste la mujer es espectacularmente bello, mismo que no vuelve a utilizar sino hasta el día de su muerte, con el cual es enterrada.

Al igual que en la antiguedad, existen actualmente grupos indígenas cuyas autoridades o personas de altos rangos civiles o religiosos, visten atuendos diferentes, de los que portan la demás gente en su comunidad. Las personas con altos cargos suelen vestir indumentarias más elaboradas que generalmente son manufacturadas especialmente para ellos. Ejemplo claro de lo anterior son los "shamanes" de los huicholes, los "mandones" de la Mixteca de la costa, las autoridades de los grupos mayas de los Altos de Chiapas y las "guaris" de Michoacán, quienes se hacen responsables del cuidado de sus santos.

 

 

Virgen de Magdalenas cubierta por huipiles.
Foto: Teresa Castelló Yturbide para La tejedora de vida, Colección de trajes mexicanos de Banca Serfin
 

Fiesta de los Quetzales.
Foto: George O. Jackson para México Desconocido,

Tlacoloteros. Celebración de Santa Cruz en Zitlala, Guerrero.
Foto: George O. Jackson paraMéxico Desconocido,

 

 

Redes sociales