Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Espejo de la vida: arte funerario del occidente de México

VII


Perro viejo sedente
Colección: CNCA-INAH
Museo Regional de 
Guadalajara


En el campo de la flora, los recipientes antiguos se inspiraron en frutos como el guaje, la jícara y el calabazo. Las vasijas para el agua y la comida adoptaron también figuras fitomorfas, que recuerdan el universal deseo de la abundancia con platones llenos de frutas. Indudablemente en las tumbas se colocaron alimentos reales y frescos. Aunque también es congruente suponer que, en su concepción, en el mundo de la muerte y de lo sobrenatural, aquello que aparecía representado con la tierra del barro se transformaría, como ocurre en el mundo vivo, en algo real y útil.

En el campo de la representación humana desfilan innumerables hombres y mujeres asumiendo actitudes que hoy nos parecen estáticas. Guerreros, cautivos, músicos, señores en bancos, cargadores y jugadores de pelota recrean la identidad de sus pueblos y expresan esta práctica en su autorrepresentación.

 

 

Redes sociales