Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Las diosas en los códices del grupo Borgia

Chalchiuhtlicue


Chalchiuhtlicue,
modelo de la madre nutricia.
Borgia, 17
Foto: Fig. 11


El numen aparece en el Códice Borgia quince veces, estrechamente vinculada con Mayahuel en cuanto analogías iconográficas que hablan de la fertilidad y sobre todo, de conceptos referidos a la Gran Madre nutricia. Chalchiuhtlicue "la de la falda de jade" era diosa de las aguas terrestres, de las aguas vivas (que fluyen); también era Señora de los mantenimientos, nutría al hombre para que pudiese vivir y multiplicarse55. De esta manera se le alude simbólicamente en la lámina 17 del Códice Borgia, donde la vamos amamantando al hombre. De nuevo la Gran Madre Nutricia. 

Entre sus atavíos diagnósticos están la falda de chalchihuites o líneas ondulantes, aludiendo al agua que fluye, y la máscara-yelmo de serpiente. Así como a veces se imagina con una corriente de agua fluyendo de la deidad.

 


Chalchiuhtlicue,
arquetipo de la madre
protectora y bienhechora.
Borgia, 11
Foto: Fig. 12


En la lámina 11 del Códice Borgia (fig. 12), preside el signo del día ce coatl, "uno serpiente", el cual era benéfico para aquellas mujeres nacidas en él, toda vez que serían ricas y honradas. La diosa aparece con bellos y suntuosos ropajes, resaltando su quechquemitl, cueitl y manto, trabajados con mosaicos de concha y piel de serpiente ribeteados con pequeñas plumas blancas. El yelmo en forma de serpiente es elegante, a la vez que resalta por la especie de cimera que lleva a manera de abanico. Por detrás se distingue el zoyatemalli adornado con un espejo. Aunque el yelmo seguramente cubría toda la cabeza, el tlacuilo lo recorre para dejarnos ver parte de la diadema de círculos blancos, factiblemente de concha, y el peinado que consta de un pequeño fleco y dos mechones erguidos sobre la frente.

Su nariguera es de mosaico de turquesa en forma de serpiente bicéfala y las orejeras redondas también son del mismo material. De ésta penden un trapecio rojo con filo de plumas blancas y una importante piedra preciosa. La pintura facial consta de dos rayas anchas y angostas en el mentón y el cuerpo está pintado de amarillo. Como adorno del brazo lleva pulsera de turquesa con cascabeles redondos de oro. Como hemos visto en las demás diosas, su carácter de madre protectora se enfatiza al mostrarla sentada en el icpalli con asiento de piel de jaguar.

 


Chalchiuhtlicue,
fuente de vida por excelencia.
Fejérváry Mayer, 3

Así pues los atributos de Chalchiuhtlicue se refieren al aspecto acuático, medio de acción de la deidad por sus características fecundantes y germinativas, fuente de vida por excelencia. Pero era igualmente importante como factor de pureza, en el que estaban implicadas ceremonias rituales de lavar el cuerpo con agua. Porque las abluciones purifican, regeneran y permiten el renacimiento. Lo que es sumergido en ellas ritualmente "muere" y al volver a salir de las aguas se torna semejante a un niño que sin "pecados" y sin historia está en posibilidad de empezar una nueva vida, en un proceso ritual de muerte y renacimiento. Las abluciones purificadoras y los rituales de baños sagrados eran practicados habitualmente en el culto de las grandes diosas de la fecundidad y de la agricultura56.

Por otra parte, cuando la partera lavaba al recién nacido, se invocaba al numen para ofrecerle a la criatura como encargada de su destino: "llegaís a Nuestra Madre y Padre la Señora Chalchiuhtlicue... toméis ella, porque ella os ha de llevar a cuestas y en los brazos en este mundo"57.
 
 
Autor: María de los Ángeles Ojeda Díaz, Cecilia Rossell

 

 

Redes sociales