Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Tula

Arte



Si bien los toltecas utilizaron diversos elementos arquitectónicos que prevalecieron en la región, como es el caso del talud tablero, su mayor aportación fue un nuevo concepto referente al "espacio interior", pues lograron concebir grandes salones cuyos techos se sostenían por columnatas, antes desconocidas en Mesoamérica. Hasta la implementación de columnas por parte de los toltecas, en otras ciudades como es el caso de Teotihuacán o Monte Albán, se construían pequeños cuartos que se componían de pequeñas celdas y rara vez usaban más de una hilera de pilastras. Con los toltecas no sólo se coloca una hilera de pilastras, sino varias en un mismo edificio. El centro ceremonial es donde se ubican los edificios más importantes. Consta de cinco estructuras principales que son dos juegos de pelota, el edificio "B", el edificio "C" y el Palacio Quemado, además de tener una amplia plaza central y un altar en el centro de la misma. El edificio "B", también llamado de Tlahuizcalpantecuhtli, es una pirámide cuadrangular de cinco cuerpos con una escalera principal que va a dar a un patio central, que es una especie de plaza. Su altura es de aproximadamente 10 metros. Las paredes estuvieron recubiertas de tableros decorados y la parte superior tuvo un techo que estuvo sostenido por grandes columnas, entre las cuales se encontraban los llamados "atlantes". Entre los restos, se han encontrado un sin número de piezas que formaban parte de la decoración de la fachada. A un costado de este edificio se encuentra el Palacio Quemado, que tiene en su interior tres amplios salones, que son el claro ejemplo de esta utilización de columnas para poder brindar un amplio espacio interior.

Las mayores innovaciones de los toltecas se dieron en el ámbito de la escultura, donde se usaron figuras funcionales llamadas cariátides, y que hacían las funciones de columnas, porta estandartes y receptáculos, como sería el ejemplo de los Chac-mooles. Estas esculturas eran antropomorfas y elaboradas en piedra basáltica. Al hablar de Tula, irremediablemente debemos mencionar a los "Atlantes", que son el símbolo inequívoco de esta zona arqueológica. Estas mega esculturas son la representación de cuatro guerreros que tienen todos los aditamentos para la guerra, están esculpidos en piedra basáltica, miden alrededor de 4.50 metros y se componen de cuatro partes cada uno de ellos. Están situados en la construcción denominada Edificio "B". Estas columnas cariátides tienen símbolos de algunas deidades y estaban policromadas. También hubo taludes esculpidos y policromos, hechos en bajo relieve.

En la cerámica de Tula destacan los cajetes trípodes y ollas, comales y figurillas aplanadas manufacturadas por moldes, además de esculturas huecas y vasijas con la efigie de Tláloc. Los colores varían del café obscuro, café claro, naranja y pintados de rojo sobre el fondo natural (Coyotlatelco). Se encuentra cerámica de diferentes áreas de Mesoamérica, como del Soconusco, de la Huasteca, del centro de Veracruz y del Occidente de México, la alfarería denominada plumbate por su aspecto plomizo, lo que nos habla de un nutrido comercio.

 

 

 

Redes sociales