Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Pintura Colonial Mexicana

Los ángeles


Miguel Cabrera, San Rafael
Arcángel


Los ángeles comprenden en mucho el ámbito artístico novohispano, desde los angelillos que se encuentran en las portadas de las iglesias hasta las numerosas esculturas de diversos materiales que representan un gran ideario de la devoción hacia estos seres celestiales. En el caso d ella pintura, la iconografía angelical es muy variada y cumple un papel complementario muy importante a la hora de representar escenas religiosas en general. Incluso, encontramos lienzos que presentan únicamente a un sólo arcángel, como San Miguel. Los siete ángeles principales o arcángeles que se representaron en la Antigüedad cristiana procedían tanto de la Biblia como de los evangelios apócrifos, los cuales son: Miguel, Gabriel y Rafael -textos bíblicos- y Uriel, Barachiel, Sehudiel y Seathiel -apócrifos-.

 


Juan Correa, San
Miguel Arcángel


A los tres principales se les permitió rendir culto, por ello aparecen debidamente personificados y ataviados con sus distintos atributos; mientras que otros ángeles pertenecientes a los coros celestiales, se les representó siempre siguiendo una misma línea, haciéndolos parecer iguales, tanto en las facciones como en el atavío. Nunca está de más mencionar el significado de los tres arcángeles principales, sobretodo ahora que la moda por establecer una comunicación con estos seres se ha difundido en gran medida. Gabriel es el ángel de la Anunciación, el mensajero de la Salvación del hombre por medio de la llegada del Mesías. 

Además, simboliza el misterio de la Encarnación, el poder, la gloria y la fuerza de Dios.1 El nombre de Rafael proviene del griego que significa "medicina de Dios", la cual cura las enfermedades tanto corporales como espirituales. Por su parte, Miguel tal vez sea el más célebre dentro del imaginario colectivo novohispano, puesto que sus imágenes abundan a lo largo de la Nueva España. Su nombre en griego significa "Quien como Dios" y representa la fuerza protectora contra el mal. Es jefe del ejército celestial y por ello le vemos siempre vestido como un militar portando casco y espada.


1 Ibidem.
 
 
Autor: Gabriela de la O

 

 

Redes sociales