Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Sincretismo e imaginario religiosos: La construcción social de la santería en Catemaco, Veracruz

Justificación




Desde una perspectiva sociológica, explorar temas como la construcción social de la santería es relevante para comprender cómo hombres y mujeres creyentes y practicantes forman parte de un sincretismo menor y cómo se va construyendo una mezcla de culturas como es el caso de la brujería y la santería de Catemaco, resultando en imaginarios y prácticas religiosas.

De tal manera que dicha religión se ha construido no solo en Catemaco, sino en otras partes del país. Para la exploración de la santería en Catemaco, partí de dos conceptos: sincretismo e imaginario religiosos; el primero me ayudó a identificar la santería como cultos de procedencia afrocubana, mismos que más tarde se considerara religión para algunos cubanos, pues fue a partir del concepto antes mencionado que pude escudriñar la manera en la cual ciertos dioses u Orishas se fueron mezclando con dioses del panteón religioso católico y a la vez construyendo identidades sociales, como es el caso de las iniciaciones de mexicanos en la religión afrocubana.

El segundo concepto me ayudó a escudriñar los puntos de vista que tienen hombres y mujeres de Catemaco; pues fue a partir de la implementación del concepto que analicé la manera en la cual construyen deidades, como es el caso de shangó y el Chango macho. Dichas construcciones se fueron formando a partir de experiencias y procesos, mismos que se constituyeron en tradiciones; como acudir con un santero y no con un brujo, de tal manera que se ha construido una cultura de creencias en entidades transnacionales.

El haber utilizado conceptos como el de religión, basado en los planteamientos de Émile Durkheim, me permitió analizar la santería como sistema de creencias, pues al considerar la santería como religión para algunos cubanos, permitió que otros grupos de personas la adaptaran a sus cultos; un ejemplo de ello son algunos brujos de Catemaco, mismos que adaptan identidades religiosas como: rituales, recetas, elementos, creencias, entre otras. Por lo tanto, dicho concepto me abrió el panorama para poder explorar la construcción social de la santería en dicho pueblo.

Asimismo, el haber empleado nociones del interaccionismo simbólico, me fue útil para adentrarme en la santería en tanto un conjunto de actos sociales que permiten la reacción del resto. Un ejemplo de ello serían los rituales, ya que dicho procedimiento con reglas especificas trata de conectar a los hombres con los dioses.

 




Por otra parte, el interaccionismo simbólico me ayudó a identificar ciertos lenguajes ocultos de los que se valen algunos “esoteristas” para la elaboración de dichos actos, pues es a través de lo que George Herbert Mead plantea en sus cuatro fases principales de su teoría, que el grupo interactúa a través de reacciones inmediatas, lo que sería una interacción continua.

Utilizar argumentos de Peter Berger y Tomas Luckmann sobre la construcción social de la realidad, me ayudaron a identificar cómo las personas le otorgan significados a ciertas acciones que ellos mismos han construido como parte de su realidad, la manera de interactuar en grupo con ideas afines en el caso de las creencias en entidades sobrenaturales que comparten, en los elementos de protección que utilizan, las leyes que construyen y las maneras de relación que han creado como tales nos habla de una construcción de redes simbólicas en torno a lo sobrenatural, mismas que al paso del tiempo se han asentado como parte de la cultura local.

La importancia metodológica de haber realizado esta investigación, radica en el uso de métodos cualitativos, pues al hacer una temporada de trabajo de campo en Catemaco, pude hacer observaciones y registros, así como entrevistas con informantes clave, pues esto me permitió familiarizarme con mis informantes, al momento de la utilización de la técnica “bola de nieve” fue que construí redes interrelacionadas; santeros-brujos, santeros-curanderos, santeros-espiritistas, santeros-creyentes, entre otros, de tal manera que me permitió la exploración de la santería a través de la construcción de redes. Al mismo tiempo pude conocer e identificar parte de la historia regional del pueblo, pues al realizar entrevistas en profundidad escudriñé relatos, mitos, leyendas, comentarios, incluso argumentos teóricos relacionados con las creencias esotéricas del lugar. 

Finalmente, el hecho de realizar un estudio sobre la construcción social de la santería en Catemaco, Veracruz, además de la relevancia teórica y metodologica, fue una empresa que me propuse realizar porque, como persona formada en la religión católica pero también por mi interés por las religiones negras, me estimularon a analizar este tema. 

Asimismo, el hecho de que Catemaco goce de una fama de “tierra de brujos” me llamó la atención, pues aunado a las afirmaciones de algunos investigadores referentes a que en Catemaco no había santería y sólo brujería, constituyeron para mi un reto porque me aventuré a un lugar desconocido y más allá de las recomendaciones y afirmaciones que me hacían algunas personas cercanas como: “te vas a convertir en brujo” o “te van a hacer un mal los brujos”, entre otras, decidí hacer frente a todo ello y realizar mi trabajo de campo. 

Por otro lado, fue todo un reto enfrentar las ideologías de mi familia, pues como antes mencioné, la interacción familiar respecto a la religión, en este caso católica terminó para mí: Por un lado por el estudió sociológico sobre la santería que realicé y por otro por el hecho de cuestionar fenómenos sociales, lo cual aprendí en mi formación como sociólogo. En síntesis, este estudio además de servirme para obtener el grado de licenciado en sociología, me permitió explorar ciertas líneas de investigación insertas en la cultura, aun cuando mi formación es de sociólogo y como tal hago una aportación a los estudios de sociología y cultura de la religión.
 
 
Autor: Juan Manuel Saldívar Arellano

 

 

Redes sociales