Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Sincretismo e imaginario religiosos: La construcción social de la santería en Catemaco, Veracruz

Introducción

El propósito de este primer capitulo es entender cómo procesos sociales moldean la experiencia santera entre algunas personas que la practican; es decir, explorar la variedad de prácticas y significados relacionados con la santería que pueden encontrarse en Catemaco, como son: la “brujería”, la “curandería”, el “espiritismo”, entre otras.

Algunas personas de Catemaco han experimentado ciertos procesos históricos, culturales y religiosos relacionados entre sí, estos incluyen las creencias, los mitos, las tradiciones entre otros, que forman parte de la historia cultural y socio-religiosa de la región. 

Ciertos procesos han creado ideologías en algunas de las personas de Catemaco, y a su vez preferencias por prácticas milenarias como la brujería, la curandería, el uso de algunas “yerbas” entre otras, pero también éstas personas han considerado prácticas “novedosas” como la santería, que se han establecido en dicho lugar, originando una mezcla de creencias católicas y paganas.

Este primer capitulo lo divido en tres apartados que exploran diferentes procesos sociales que moldean la experiencia santera: 1) Historia regional: las creencias milenarias y la santería en Catemaco, 2) La tradición esotérica en Catemaco: la santería como refuerzo en el mercado espiritual, 3) Religiosidad en Catemaco: la santería como posibilidad alterna.

Esta división tiene como objetivo lograr una mayor comprensión sobre los procesos sociales que han moldeado la experiencia santera, ya que este tema es complejo debido la adaptación religiosa, cultural e histórica. 

La idea de ordenar los apartados en históricos, religiosos y culturales, ha sido para abordar los procesos sociales que moldean la experiencia santera en Catemaco, ya que dichos procesos se ven por separado para una mejor explicación, pero forman parte de un mismo proceso que han construido algunas personas a través de experiencias, por ejemplo las creencias en “dioses” católicos, mismos que se convierten en tradiciones religiosas celebradas por algunas personas que las consideran parte de la “cultura popular” de Catemaco. Este tipo de celebraciones también alude a un proceso histórico, dado que algunas personas han construido ciertas ideologías religiosas a las que atribuyen significados, como el “12 de diciembre”, día de la Virgen de Guadalupe, o 24 de junio, día de San Juan Bautista. Estos días se han construido con base en antecedentes históricos que algunas personas tienen como: “festividades espirituales” o “días de los santos”. Es por esto que separo los procesos, pero la relación que estos tienen es que conforma un proceso social, ya que no se puede analizar un fenómeno religioso sin antes haber analizado lo histórico y por consiguiente lo cultural de la región estudiada.

En sus inicios la santería se articuló con procesos que moldearon las creencias de las personas pertenecientes a dicha religión, como la adoración a Shangó y la asociación con Santa Bárbara, denominado este proceso por intelectuales como un “sincretismo religioso”, es decir, una mezcla de dioses a través de una necesidad colectiva por sobrellevar la religión impuesta (catolicismo) y la nativa, como fue el caso de los Yoruba cuando fueron traídos a Cuba en tiempos de la colonia.

Prácticas transnacionales como la santería, entre otras, se han adaptado a lugares religiosamente “populares” como Catemaco, donde “un gran número” de creyentes visitan el pueblo con motivo de encontrar un brujo para que éste a su vez los ayude a solucionar sus problemas cotidianos. Es por esta “fama” de algunas personas de Catemaco, conocidas como “esoteristas” o “brujos”, que la santería en dicho lugar ha obtenido un “gran número” de seguidores, denominados “clientes”.

Este tipo de prácticas también han ocasionado un cambio en la “cultura” de Catemaco, referente a las creencias por ciertos rituales tradicionales como es el caso de las “limpias”, las cuales según la tradición se llevan a cabo con los “brujos” del pueblo, pero a partir del 2000 algunas personas prefirieron acudir con un santero para este tipo de rituales que de alguna forma el objetivo es el mismo: despojarte de las “malas vibras”.

Por su parte, los santeros que ejercen en Catemaco también han tenido ciertas experiencias para llegar a la santería, y los motivos más recurrentes han sido originados por problemas de salud, entre otros, dado que estos problemas ocasionan desesperación en las personas y estas a su vez tratan de buscar una salida, en este caso apuestan a lo sobrenatural, concretamente a la santería.

Para la exploración de los procesos sociales que moldean la experiencia de la práctica santera en Catemaco, realicé una guía de entrevista específica, misma que apliqué durante el trabajo de campo que realizé en Catemaco, Veracruz. Entrevisté, por un lado, al cronista del pueblo, algunos médicos, un trabajador del poder judicial, un sacerdote, y dos antropólogos, de los cuales extraje discursos que me ayudaron a explorar los procesos sociales a través de la experiencia de personas “letradas”, por otro, también entrevisté a santeros, brujos, curanderos, yerberos y espiritistas, quienes me dieron un panorama y así pude profundizar en opiniones, discursos y experiencias propias de personas que se han involucrado en el ambiente esotérico, y, por último, entrevisté a personas creyentes y no creyentes en la santería, los cuales me orillaron a preguntarme y al mismo tiempo a reflexionar por qué las personas acuden con santeros y no con brujos, así como qué tipo de problemas podrían tener que los orilla visitar a curanderos, por qué no ir con un medico.

Esta diversidad de actores contactados durante el trabajo de campo me sirvió para explorar los procesos sociales en sus dimensiones religiosas y culturales, formando un proceso que ha moldeado las experiencias de algunas de las personas de Catemaco, específicamente las creencias que comparten, ya que estas han logrado que la santería como producto de la historia y cultura local se haya establecido en el pueblo.
 
 
Autor: Juan Manuel Saldívar Arellano

 

 

Redes sociales