Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Sincretismo e imaginario religiosos: La construcción social de la santería en Catemaco, Veracruz

Recapitulación




Los actos sociales que incluyen y practican los santeros y sus seguidores, así como los significados que les atribuyen a los rituales han sido explorados a través de una estructura ritual, ya que los rituales y prácticas como tal son procedimientos con reglas especificas que traducen, repiten, recuerdan o activan alguna acción relacionada con los dioses.

Para explorar los significados que algunas personas de Catemaco les atribuyen a los rituales santeros y prehispánicos, por un lado separé el ritual en significados y usos, y por el otro en elementos. De esta forma escudriñé los distintos rituales que se practican en Catemaco, así como también los puntos de conexión que existen entre la santería practicada en dicho lugar y las tradiciones místicas como las “limpias”, entre otras.

La santería, como he mencionado, es una religión producto de un sincretismo religioso entre dos panteones: el Yoruba y el Católico, por lo tanto tiene una serie de creencias en seres espirituales, conocidos como Orishas, y en dioses propiamente católicos como los santos que se conocen comúnmente, estos a su vez se han ido transformando de acuerdo a los lugares donde la santería se ha establecido. 

Por lo tanto, en Catemaco la santería se practica como una religión por parte de los santeros. Algunas personas de dicho lugar que han tenido contacto con estos santeros, han transformado sus creencias y han construido una “santería personal”, debido a que siguen creyendo en las tradiciones místicas del lugar como: las “limpias”, el “mal de ojo”, las “yerbas curativas”, los “espíritus malignos” y la brujería propiamente. 

La llegada de la santería ha Catemaco ha construido en algunas personas “ideas” religiosas acerca de las cosas sagradas propiamente santeras, como la creencia en Oshún, Elegguá, Shangó, de los Orishas más recurrentes por estas personas. Esto se debe a que las personas que visitan a los santeros van en busca de solución de problemas que les acontecen, tales como las malas energías, la mala suerte, algunos tipos de sanacion espiritual, problemas relacionados con el amor, lo económico, entre otros, y el santero en la postura de representante religioso trata de hacer lo posible por ayudar a ciertas personas utilizando sus técnicas de adivinación, sus rituales específicos como el ebbo, los elekes o collares, entre otros, de tal manera que las personas van construyendo cierto nivel de credibilidad en estas personas, debido también a que el costo de consulta y trabajo es muy “bajo” en relación con el de los “brujos”. 

Algunas personas de Catemaco han construido en su imaginario idas religiosas acerca de la santería, pero no han dejado de creer en la brujería como hecho social, por lo tanto han adaptado mecanismos de defensa como el ebbo, que les brinda la santería propiamente, y el cual le llaman “limpia”. Dicha construcción alude al concepto de sincretismo menor, que no es una mezcla de dioses, sino de elementos y rituales que se han construido en base de buscar soluciones a los problemas cotidianos.

En la santería también existen rituales de sanción o limpias como se le conociera en Catemaco, sólo que estos son parte de las iniciaciones de personas que trazan un camino hacia la santería. Mientras que en dicho lugar algunas personas sólo acuden a rituales de “limpias” o de “curación” de algunas de las enfermedades que los acontecen.

Por lo tanto, algunas de las personas de Catemaco no se inician en la santería, no hacen rituales de ofrendas a los Orishas, no tienen altar en sus casas, ni les hacen sacrificios, solo utilizan elementos, mismos que consiguen en las “yerberias” o “botánicas”, tales como algunas “yerbas”, animales, polvos, entre otros, para los rituales que necesitan. 

Por otro lado, algunos brujos, curanderos, yerberos, entre otros, utilizan elementos de la santería como son los polvos, algunas yerbas, animales, lociones y demás que les otorgan un “status” dentro del mercado espiritual, ya que son “brujos”, ejercen la curandería, se consideran yerberos y simultáneamente también santeros. 

Por lo regular estas personas son las que utilizan “yerbas curativas” en los denominados “tomos”, en los “sahumerios”, en las “recetas” que el brujo da al termino del ritual. Los santeros por su parte también utilizan algunas “yerbas curativas”, pero en ningún momento recetan como parte de su ritual, sino es meramente una práctica religiosa. El santero utiliza estas “yerbas” como ofrendas a sus dioses. El santo es quien “pide” el tipo de “yerbas”, los animales, entre otros elementos a utilizar, pues a su vez son usadas ya sea como ofrendas, como sacrificios, o en los rituales que los santeros hacen a las personas, como los de “sanacion”, o “limpia”. 

Según Edward Burnett Tylor, “la religión como producto universal es humana, susceptible de evolucionar y perfectamente racional”(citado por Plascencia Martínez 2004: 12). En Catemaco algunas personas han tenido un proceso de construcción referente a la santería ya que la han adaptado a su cotidianidad religiosa. Este proceso se materializa en la adopción de posibilidades “sagradas” como los rituales, en especifico los de las “limpias”, también en las nuevas técnicas de adivinación, y los métodos de sanacion como los collares, entre otros que se refuncionalizan y sirven de defensa en contra de tradiciones religiosas como es la brujería. 

De tal manera que estas ideologías religiosas que han construido algunas personas en Catemaco relacionadas con la santería, se han materializado en acciones como los rituales y por consiguiente en “realidades” que adquieren significados. 

En cierta forma se trata de una sociología del conocimiento, la cual trata “no solo las variaciones empíricas del conocimiento en las sociedades humanas, sino también los procesos por los que “cualquier cuerpo de conocimiento llega a quedar establecido socialmente como realidad” (Berger y Luckmann, 1968:15). Según estos autores, el concepto de construcción es en relación a lo que hombres y mujeres han creado como “realidades”, mismas que se han ido formando como parte de la cultura que se genera a través de tiempos y espacios. Por ejemplo, los rituales que se conocen como “limpias” son parte de la producción cultural esotérica en dicho lugar, y últimamente los rituales santeros como el ebbo (más significativo) que se han establecido como parte de la producción cultural-religiosa de Catemaco.
 
 
Autor: Juan Manuel Saldívar Arellano

 

 

Redes sociales