Artes e Historia México
México, D.F.   |   26 . 07 . 2016
Fotografía

El hombre que sabía iluminar fantasmas

Desliz
Foto: 1997 Cibachrome color
Entrevista por Juan N. López.

En teoría, nunca hay tumultos en ese bello espacio de exposiciones de artes visuales llamado Casa Lamm, pero el miércoles 2 de septiembre me topé con una multitud compacta de visitantes. Había también un hormigueo humano en la escalera de acceso a la exposición de imágenes en Cibachrome, de Marco Tulio Lamoyi, intitulada "La transparencia y sus reflejos". Odio las muchedumbres, de carne y sesos, y por ello decidí retrasar un poco mi encuentro con el artista. Saludé a un par de hadas y a dos pintores de renombre, y me recluí en un rincón. Un espíritu evanescente que ya había revisado la exposición, murmuró en mi oído: "Marco Tulio ha capturado a varios de mis amigos, y ahora los está exhibiendo con el mayor descaro".

Cuando la marea comenzó a bajar, ascendí por la escalera entre a la sala sin saludar a nadie. Quince imágenes de gran formato, con fragmentos de fantasmas líquidos y estelas de humo, colgaban de los muros. Eran fotografías, sin duda, pero las formas contenidas no guardaban ningún parentesco con las figuraciones que los artistas de la lente acostumbran reproducir.

Descubrí resonancias visuales purísimas, invitaciones a un desliz en el vacío. Al terminar el recorrido, me tomó del brazo un numen corpulento, de mirada translúcida, y me dijo: "Hay que ver esto dos veces. La primera te desconcierta, pero te deja un ansia en la mirada. La segunda vez solamente te fascina."

Ambrosia
Foto: 1997, Cibachrome Color
De regreso al circuito de imágenes, se me reveló un viejo fantasma en éxtasis, incrustado en la obra llamada "Ambrosía". Lo sorprendente era que aquel espíritu estaba finísimamente iluminado.

Pretendí encender un cigarrillo y de inmediato se me acercó una guapa custodia para informar: "Puede usted fumar en el jardín, ¿gusta que lo acompañe?". Me encantó la idea de caminar a su lado, pero en el acceso me topé con el sonriente Marco Tulio Lamoyi, con su mirada flasheante y la cabellera sobre los hombros. "Fuma después, vamos a hablar ahora", me dijo y de inmediato me llevó a uno de los balcones.

Así dio inicio la entrevista con este autor que ha expuesto su obra plástica en México y Estados Unidos, y desde hace varios años decidió vivir la mitad de su tiempo en Nueva York, y la otra mitad entre Xalapa y el Distrito Federal.

-Marco Tulio, tú sabes que soy un entrevistador bisoño, así que quiero comenzar por donde no se debe. Me gustaría saber si las imágenes que presentas son fotografías de la naturaleza o fueron alteradas mediante truculencias de computación.

Flux
Foto: 1997, Cibachrome Color
-Nunca he tenido interés en la manipulación digital de la imagen. Estoy exponiendo fotos directas, tomadas en formato 6 x 6, y amplificadas en Cibachrome, a 150 por 150 centímetros, en un sensacional laboratorio de Nueva York llamado Duggal. He desarrollado una propuesta estética del uso del color a través de la luz, sin formas concretas, pero con recursos expresivos muy concretos. Los contenidos son puros y sirven para crear nuevas posibilidades de impresión en el espectador.

-¿Te has propuesto embaucar al hombre sencillo que accede a tus imágenes?

-Hay una cierta diferencia entre el embaucador y el prestidigitador. Yo trabajo con lo que existe, y de pronto deja de estar ahí. Hago desaparecer a los objetos y los reintegro a la visión a partir de una progresiva solidificación. Mi origen está en el color. A través de la lente fotográfica consigo aterrizar mis fantasmagorías. Lo que vemos en mis imágenes no existe, es una ficción, pero una ficción casi palpable. Yo soy el principal culpable, y mi cómplice es Claire Becker, una espléndida escultora que, además, es mi esposa.

-Hay una constante acuática en tus fotos. ¿Sumerges objetivos sólidos en líquidos para lograr ese efecto, o solicitas la ayuda de espíritus para embozar las formas naturales?

Brillo
Foto: 1997, Cibachrome Color
-Cuando sumerges objetos en agua, en condiciones severas como hervores, congelamientos, o en situaciones de ruptura, y los registras en una imagen fotográfica, esos objetos se desubican de una realidad común. Al hacerlo, el autor les está dando una nueva ubicación. Esta nueva ubicación es la irrealidad, el gozo de estar en ningún lado.

- ¿Crees tener un móvil, una intención fundamental para crear estos simulacros?

-Mi pulsión es la perversión acuática. Todo objeto que se enfrenta a las atmósferas subacuáticas pierde su realidad visual, se deforma y adquiere una nueva identidad. El ejemplo más sencillo es la regla vertical que aparenta quebrarse al ser introducida en un medio acuático. Algo parecido les ocurre a estas imágenes oníricas que ahora puedes ver. Mi obra actual puede ser definida como la solidificación de una luz etérea a través de intensas presencias de color y de líquidos en movimiento.

-Estoy seguro de que no deseas ser encasillado como un artista visual con orientaciones dogmáticas. Antes has usado medios como la pintura abstracta, la instalación, la imagen figurativa, pero esta exposición es ajena, de alguna manera, a tus experiencias estéticas previas. ¿Ha cambiado el rumbo de tu vida?

Resonancia
Foto: 1997, Cibachrome Color
-La vida tiene un ritmo continuo que no podemos fácilmente discernir y explicar, pero puedo decirte que mi obra presente no es ajena a mi historia. Las exposiciones que he presentado en nuestro país y en Estados Unidos fueron el origen de esta muestra de foto directa donde hago uso de la luz como si fuera un ciudadano difuso que anda de paseo por arroyos espirituales.

-Estas imágenes en gran formato ¿muestran un momento de mentira o una verdad desquiciada?

-El espectador se altera cuando descubre esta forma de ver su realidad íntima. Descubre una verdad desquiciada. El visitante a mi exposición es capaz de reconocer alteraciones a su plasma, a la materia de su alma, a la materia que pueden tener todas las almas. Mi obra no es una mentira, es una figuración dirigida al espíritu, aunque sigue siendo abstracta para la conciencia.

-Encuentro imágenes muy atractivas, pero creo que el mayor valor consiste en que hay un todo continuo, conceptual y formal. ¿Concebiste la exposición a cabalidad, o como una integración, como diría Lezama Lima, de "Fragmentos a su Imán"?

Numen
Foto: 1997, Cibachrome Color
-Es una muestra concebida de manera integral, como una ficción esférica. Mis imágenes no tienen aristas nítidas. Estoy en busca de la revaloración de la fotografía en color, y considero que la foto directa puede llevarnos a encantamientos primitivos y al encuentro de presencias mágicas que no podrían tener lugar de otra manera.

En este momento, Marco Tulio Lamoyi recibió sonriente el asedio de un par de bellas chicas que le solicitaban un autógrafo.

De nuevo, la sala se había saturado. Me alejé hacía la orilla del balcón y se aproximaron al artista algunos personajes relevantes de la plástica nacional: Lourdes Almeida, Arturo Rivera, Gabriel Macotela, Xavier Esqueda, y otros con coleta y muleta. Las sonrisas amistosas bullían en todos los rostros. Huberto Batis, gran amigo de Lamoyi, estaba ausente, porque a las nueve de la noche es la hora del alto tráfico de ideas en la dirección de sábado.

Neptuo
Foto: 1997, Cibachrome Color
Saludé a la guapa esposa de Lamoyi, además de cómplice de esta exposición, según dijo el artista. Al tocar las manos de la escultora Claire Becker, me vino a la memoria aquella frase de Bacon: "La escultura es, sin duda, la más dúctil de las perversiones. Los escultores son mutiladores sublimados." Mi amigo Guillermo Amador me saludó de mano, sin mirarme a los ojos, hechizado por la belleza de Claire. La escultora se despidió de inmediato. Amador es el editor del folleto de la exposición más reciente del fotógrafo Rogelio Cuéllar, y decía estar muy sorprendido por la valentía y el arrojo de Lamoyi.

Marco Tulio se nos puso enfrente y Guillermo le preguntó: "De dónde saca tantos ánimos de riesgo un artista como tú? ¿No te parece demasiado aventurada tu exposición?"

Marco Tulio respondió: "Exhibir imágenes espirituales no es un riesgo: es un placer.

"Siempre hubo seis o siete fantasmas a mi lado durante las tomas fotográficas ¡Nunca retraté algo que ellos hubieran rechazado! También conté con el apoyo de fantasmas-modelos. Hay uno detrás de aquella mezcla de rojo con verde sólido, y otro que nada en los arroyos de niebla líquida. Esos espíritus me revelaron la fatal consistencia de los sólidos."
Cuando Lamoyi terminó, Amador tenía los ojos de plato y la boca entreabierta de pasmo. Sólo dijo: "¡Qué bárbaro, quiero desearte muchas felicidades por haber hecho tan buena amistad con... fantasmas!", y se fue directamente a pedir un tequila doble para mitigar la sorpresa.

Lamoyi sonrió socarronamente y sus ojos verdes volvieron a brillar.

-Juan, quiero que me perdones pero hay una persona que quiere montar una exposición de modas, con pasarela y todo el circo, dentro de mi propia muestra. Debo acudir a atenderla espero que podamos volvernos a ver muy pronto. El artista se perdió entre la multitud y me acerqué al Cibachrome titulado "Ambrosía". Ahí seguía el fantasma finamente iluminado, en la parte media de la obra. Le sentí cierto parecido con un tío que falleció hace tres años, al que le encantaba contar chistes con cuádruple sentido, y le fascinaba que lo fotografiaran. El fantasma me hizo un guiño. Respondí con otro guiño y salí a empaparme en la lluvia que, seguramente, Lamoyi invocó en compañía de sus espíritus favoritos.
 
Museos de México
Exposiciones en la Ciudad de México
ANA DE LOS RIOS / VERONICA VILLEGAS
Instituto del Derecho de Asilo-Museo Casa de León Trotsky, A.C.
del 09/Jun/2016 al 30/Jul/2016 Ana de los Ríos se inició en las artes plásticas a través de la escultura. Más tarde de dedicó princ...
Ver más…

Ladislav Struhár. Eslovaquia Mágica
Museo Franz Mayer
del 07/Jul/2016 al 14/Ago/2016 Exposición fotográfica del prestigioso Ladislav Struhár, mejor conocido como “Laco”, fotógrafo eslov...
Ver más…

76 ANIVERSARIO / EXPO SUEÑO DE UN SOCIALISTA
Instituto del Derecho de Asilo-Museo Casa de León Trotsky, A.C.
del 02/Ago/2016 al 04/Sep/2016 El 21 de agosto se cumplen 76 años del asesinato de León Trotsky, el estalinismo dejó una huella omi...
Ver más…

Agenda de Eventos en la Ciudad de México
No conoces a Jack - Ciclo de cine
Instituto Mora
Tipo: Cine club
Auditorio del Instituto
26/Jul/2016 17:00 hrs.

El Instituto de investigaciones Dr. José María Luis Mora invita al Ciclo de cine&nb...
Ver más…


LA LECCIÓN DE TANGO - CINE CLUB
Museo de la Mujer
Tipo: Cine club
Museo
26/Jul/2016 16:00 hrs.
Ver más…

XXXIX Congreso Nacional de CRONISTAS de Ciudades Mexicanas
Instituto Mora
Tipo: Actividades Paralelas
Centro Cultural del México Contemporáneo
27/Jul/2016 al 30/Jul/2016

Ver más…

Exposiciones en el interior de la República
Abstracciones Nueva York/París/Cuenca/México
Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez
del 18/Jun/2016 al 30/Sep/2016
El Gobierno del Estado de Zacatecas, a través del Instituto Zacatecano de Cultura y el Museo de Arte...

Ver más…

Constelaciones de lo Imposible
Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez
del 15/Jul/2016 al 15/Sep/2016
Irma Grizá, presenta Constelaciones de lo Imposible, como parte de su producción plástica elaborada ...

Ver más…

El Conocimiento Silencioso de Héctor de Anda
Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez
del 15/Jul/2016 al 15/Sep/2016
El Conocimiento Silencioso, es el título de la muestra en donde a través de más de 80 obras, entre p...

Ver más…

Agenda de Eventos interior de la República